Publicado: 25.04.2014 17:10 |Actualizado: 25.04.2014 17:10

Un hincha del Barça se querella contra 5 policías por darle una paliza por ser "catalán"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un aficionado del FC Barcelona ha presentado este viernes en los juzgados de Valencia una querella criminal contra cinco policías nacionales por darle presuntamente una paliza por ser catalán el 16 de abril durante el partido de la final de la Copa del Rey entre su equipo y el Real Madrid en el estadio de Mestalla en Valencia.

Según la querella, a la que ha tenido acceso Europa Press, Rafel M.F., vecino de Cadaqués (Girona), considera que los agentes cometieron los delitos de detención ilegal, lesiones, contra la integridad moral y falsedad en documento oficial, con el agravante de discriminación por pertenencia a una determinada nación o ideología. La querella recoge que "el detonante que inspiró toda la agresión sufrida, tal y como verbalizó uno de los policías querellados, fue la supuesta condición de 'catalán de mierda" del denunciante, que vestía una camiseta del Barça y llevaba una bandera independentista.

Según el relato, tras la primera parte del partido, cuando se dirigía a los servicios, un agente de la Unidad Policial de Intervención (UIP), "sin más y de forma totalmente violenta e inesperada, agarró del cuello repentinamente a Rafel M.F. diciéndole en voz fuerte y alterada: 'Te vas a enterar catalán de mierda".

Entonces, empezó a "propinarle repetidos puñetazos en la cara y en el cuerpo mientras seguía agarrando fuertemente a su víctima sin que tuviera tiempo ni opción ni de defenderse ni de reaccionar". Los otros policías querellados se unieron a la actuación "sin que ninguno de ellos hiciera el más mínimo intento de frenar la misma ni atendiera a los ruegos de Rafel M.F. que solicitaba desesperadamente que dejaran de pegarle".

"En el transcurso de la paliza, llegó a temer incluso por su vida, habida cuenta de que, al ser agarrado por el cuello, tenía serias dificultades para respirar", y después fue trasladado a dependencias policiales sin que le comunicaran por qué estaba detenido.

Como consecuencia de estos hechos, el hombre fue atendido en varias ocasiones en centros médicos con una tumefacción y hematoma en el ojo izquierdo, y en la región de la sien izquierda, y por otros golpes y hematomas en brazos y tronco. El joven fue detenido por la Policía y quedó en libertad tras comparecer ante el Juzgado de Instrucción 21 de Valencia citado para un juicio de faltas en junio.

En una comparecencia en el Senado el martes, el ministro del Interior, Jorge Fernández, dijo que en el atestado policial se refleja que las cosas que dijo el joven son "indignas para la Policía y para los catalanes" y recordó que el juez ha dejado al aficionado en libertad con cargos.

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, aseguró el mismo día en una visita a La Jonquera que la actuación de la Policía Nacional fue correcta y que el aficionado opuso resistencia activa tras pedirle que se identificara.