Público
Público

De un incendio a otro

La Roja pasa de la polémica entre los jugadores del Madrid y Barça al cruce de declaraciones entre Ramos y Negredo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Alrededor de un café, en una mesita situada en la entrada de la residencia de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, Del Bosque y su cuerpo técnico saludaban efusivamente la llegada de todos los internacionales. Un recibimiento novedoso, parte de un plan antiincendios para generar cordialidad desde el primer momento en el que los jugadores atravesaran el umbral de las dependencias que les acogen en Las Rozas. 'Hay que tener cuidado con todo lo que se hace o se dice. Los jugadores del Madrid y del Barça están muy susceptibles', decían en la Federación días antes de la concentración.

Lo que ni Del Bosque ni nadie en la Federación esperaba era que apareciera por otro lado un nuevo foco de polémica. Ramos y Negredo propagaron un nuevo incendio con motivo de las críticas de algunos presidentes a la desigualdad de la Liga por la superioridad mostrada por Madrid y Barça en la primera jornada celebrada. Cada uno defendiendo los intereses de sus clubes en un territorio neutral como es la selección. Últimamente, La Roja es un cajón de sastre que lo mismo absorbe los incidentes de los clásicos que la última gran polémica del fútbol español.

Ramos, atacó sin miramiento alguno a Del Nido, presidente del Sevilla, que había calificado a la competición española de 'porquería' tras las goleadas logradas por Madrid y Barça en el inicio liguero. 'Nunca he entrado a valorar las palabras de Del Nido, pero si no le gusta esta Liga, que se busque otra', deslizó con ironía Ramos. Palabras que, por extensión, podrían ser dirigidas también a Quique Pina, presidente del Granada, que igualmente criticó ayer esa evidente desigualdad que beneficia a los dos grandes y abogó por una medida drástica: 'La única solución que tenemos los clubes es ir a la huelga'.

Al poco de que Ramos le mandara su andanada a Del Nido, el sevillista Negredo apareció ante la prensa. Defendió sin dudarlo a su presidente cuando se le preguntó por las palabras de Ramos: 'Del Nido piensa eso y se está viendo reflejado en la Liga que lleva razón. Es de las personas que luchan por cambiar la competición y le apoyamos. No puede ser que todo sea cosa de dos. Depende de lo que ingresan los clubes para reforzar a su plantilla y el resto no puede hacerlo. Es lo principal que yo cambiaría'.

Hasta que se desató ese cruce de declaraciones, Del Bosque y sus ayudantes habían centrado muchos esfuerzos en apaciguar los ánimos entre los internacionales del Madrid y del Barça. Todo estaba preparado para que no se repelieran. 'Normalidad', insistía ayer en transmitir el seleccionador después de haber observado a Casillas, Xavi, Xabi Alonso y Villa rodar juntos un anuncio entre alguna que otra carcajada de complicidad. 'No ha habido ninguna tensión; es más, cuando han posado todos juntos, ha habido bromas entre Xavi y Xabi Alonso', reconocía uno de los asistentes al rodaje del spot realizado para la firma deportiva que viste a la selección.

Antes de la sesión publicitaria, que duró casi tres horas, los internacionales habían desayunado todos juntos en ese clima de cordialidad buscado. Incluso Cazorla se retractó con una sonrisa pícara de aquellas declaraciones en las que dijo ver peligrar el ambiente que contribuyó a la conquista de la Eurocopa y del Mundial tras los incidentes de la Supercopa: 'No corre peligro la convivencia en esta selección, aquí siempre ha habido y hay buen ambiente'.

Las palabras de Cazorla van en la misma dirección que ya apuntó Del Bosque cuando dio la lista. Entre sus mensajes estaba este y también el que repitió ayer Ramos: 'Siempre ha habido tensión en los clásicos, pero en la selección hay un ambiente sano, somos jóvenes, tenemos una Eurocopa y un Mundial por delante y sería una tontería desperdiciar este equipo por tonterías'.