Público
Público

El mejor y el más precoz

Nadal sigue sumando logros como mejor deportista español

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Muchos han olvidado que Rafa Nadal ya fue decisivo en la victoria de España en la Copa Davis de 2004. No sólo por su gran victoria sobre Andy Roddick en la final disputada en La Cartuja, sino porque antes ya fue decisivo para eliminar a la República Checa. Derrotó a Stepanek con tan sólo 17 años.

Nadal es el mejor deportista español de la historia. Eso ya no admite discusión. Los cinco Tours de Indurain, los 13 Mundiales de Nieto, los títulos de Seve, Xavi o Gasol no se pueden comparar con los diez Grand Slams de Nadal, unidos a tres Copas Davis y un oro olímpico. Pero Nadal es también el más precoz. Con sólo 25 años, el balear tiene ante sí otras cinco temporadas en las que puede convertir su palmarés en inigualable, siempre que le respeten las rodillas.

Rafa ganó la Copa Davis a Estados Unidos con sólo 18 años

Miguel Indurain es el polo opuesto a Nadal. El campeón navarro fue un deportista que se fue construyendo con los años. A los 26 años aún no había ganado una gran vuelta y, en 1991, cuando fue derrotado por Melchor Mauri en la Vuelta a España, se llegó a dudar de su capacidad para ganar en carreras de larga duración. Pero ese mismo verano acudió al Tour de Francia (era colíder del Banesto junto a Perico Delgado) y logró la primera de sus victorias en la ronda gala. A partir de ahí llegaron sus seis temporadas de éxitos.

Ballesteros sí fue un deportista precoz. Apenas tenía 19 años cuando ganó la Copa del Mundo por equipos (junto a Piñero) y además fue segundo en el Abierto Británico. Fueron logros con escasa repercusión: la prensa española carecía en aquella época de formación en golf. Curiosamente, Ballesteros concentró todos sus grandes títulos en pocos años. Después de los 31 (una edad en la que los golfistas siguen a pleno rendimiento) ya no logró ningún Grand Slam.

¿Puede alguien desbancar a Nadal como mejor deportista en los próximos años? Xavi y Gasol seguirán sumando triunfos sin duda, pero sus edades ya no son de deportistas jóvenes. Jorge Lorenzo, con tres títulos mundiales de motociclismo y sólo 24 años, sí es un candidato a subir al podio de los mejores de siempre en el deporte español. Habrá que esperar.

Mientras, Nadal se prepara para luchar por su undécimo Grand Slam. Si gana en la hierba londinense, crecerá en el ranking de los grandes tenistas mundiales y se consolidará como mejor deportista español. Nadal se escapa.