Público
Público

Miguel Cardenal: "Los Juegos no son un lujo ni una fiesta de unos pocos"

El secretario de Estado para el Deporte comprende a los que se oponen a la candidatura de Madrid 2020 y explica que este proyecto reportaría beneficios para toda la sociedad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Miguel Cardenal, secretario de Estado para el Deporte, ha tenido que ver cómo se rebajaba un 34% la partida destinada al deporte en los Presupuestos Generales y es consciente que unos Juegos Olímpicos permitirían desabrochar varios agujeros el cinturón que asfixia a federaciones y deportistas. Ante los que reclaman que ese dinero vaya destinado a otras partidas, Cardenal es comprensivo y considera que la responsabilidad de los políticos es la explicar que 'este proyecto es social y económicamente muy rentable'.

¿Cuál es su pálpito?

Mi pálpito es que estamos ante una oportunidad histórica y que ojalá que el COI haya entendido que la mejor apuesta es la nuestra. 

Como parte implicada en las tres administraciones que propone los Juegos, ¿cree que el COI conoce bien el proyecto?

Sí, se ha hecho mucho hincapié en el proyecto, en las presentaciones, en los dossieres. Se les ha insistido en que Madrid está preparada, que las cosas están dispuestas y listas y me parece que ahora mismo el retorno que van a traer hace que no supongan un riesgo si los Juegos Olímpicos se disputan en 2020. España es un país fortísimo, con una economía extraordinaria, anque haya sufrido en estos últimos años, las magnitudes de inversión no suponen un impacto importante en los presupuestos de la ciudad ni de la comunidad autónoma ni del país.

Como secretario de Estado para el Deporte ha tenido que acometer importantes recortes en federaciones, deportes... ¿cómo repercutirían los Juegos en ese aspecto?

El deporte ha entendido perfectamente que el país estaba pasando una situación tremendamente complicada, que mucha gente ha tenido que hacer muchos sacrificios y que también el deporte tenía que poner su granito de arena en este intento de consolidación fiscal y estabilidad presupuestaria. En todo caso, ya hemos anunciado que pese a lo que pase este sábado no va a disminuir la partida destinada a deporte de alto nivel y lo que nos gustaría es ir incrementándolo. Si nos dieran los Juegos, habría que buscar la forma de ir incrementando ese esfuerzo porque la celebración de los Juegos hace que quieras que tu gente disfrute de una manera especial y que tengamos equipos más competitivos.

Hay muchos deportistas, a lo que se les pide siempre lo máximo, que últimamente tienen que acudir a las competiciones poniendo el dinero de su bolsillo.

Pues eso no puede ser aunque cada caso en concreto hay que estudiarlo. Nosotros hemos llegado a un acuerdo con la Asociación de Deportistas para que cuando un deportista vea que su situación no está siendo contemplada como se merece nos lo hagan llegar y poder estudiar caso a caso. Pero insisto, las becas ADO se están pagando aunque en el primer año se retrasen. Pero no ha pasado nada diferente de lo que ha pasado en ningún otro ciclo. Además, en el trabajo en conjunto con las federaciones estamos intentando asegurar que a todas las competiciones podamos llevar a las personas que lo merezcan. Es nuestra resposanbilidad y creo que los deportistas se lo merecen porque dan los mejores años de su vida por defender a su país y se merecen todas las ayudas necesarias.

¿Entiende el Gobierno que haya gente reacia a estos Juegos?

Por supuesto. No solo lo entendemos sino que nos parece razonable. Vivimos en un país plural, con muchos puntos de vista. Con tanta gente que lo está pasando mal es normal. Es nuestra obligación hacer el esfuerzo de explicarles que esto no es algo de lujo, no es algo superfluo, no es una fiesta para que unos lo pasen bien mientras otros están sufriendo porque no es un evento que va a hacer que gente disfrute ajena a tantas personas que están pasando tanto dolor.  Por eso entiendo esa postura por parte de muchas personas y por eso es la responsabilidad de los responsables políticos explicarles que no ese el planteamiento de unos Juegos Olímpicos. Y si los pedimos es porque estamos convencidos que además de los múltiples beneficios que tienen en el aspecto social, de difusión de valores, de fomento del deporte, también como inversión económica es rentable. Si no lo pensáramos así no detraeríamos recursos en servicios como la sanidad y la educación para algo que no tuviera sentido. En momentos de crisis también hay que hacer inversiones, porque es lo que va a hacerte salir de ella. Y este proyecto es social y económicamente muy rentable y nuestra obligación es explicarle a toda esa gente que legitímamente tiene un punto de vista en contra.