Público
Público

Mourinho, en la mirilla de Messi

Leo no ha marcado ante el portugués

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El estado de gracia por el que atraviesa Messi no tiene fin. Cada nuevo partido en el que participa provoca un baile de números y estadísticas. Con el hat-trick del sábado ante el Almería, el argentino alcanzó los 101 goles en la Liga y extendió su racha de acierto a nueve partidos consecutivos, en los que suma 15 tantos.

'Jugadores con esa capacidad productiva, de hacer goles en todos momentos y en todas las situaciones, ha habido muy pocos en la historia del fútbol' aseguraba el director deportivo azulgrana, Andoni Zubizarreta, en el estadio de los Juegos Mediterráneos. A punto de cerrar la deuda pendiente que mantenía con la selección argentina, Leo tiene un nuevo reto por delante: Mourinho.

Messi nunca ha marcado a un equipo dirigido por el técnico portugués. Y han sido siete partidos ante el Chelsea y el Inter. Además, se convirtió en el detonante involuntario de una de las primeras polémicas protagonizadas por el técnico portugués en su particular historia de amor y odio con el Barça.

En la temporada 2005-06, Messi empezó a afianzarse en el primer equipo. Los azulgrana se midieron al Chelsea en los octavos de final de la Liga de Campeones que acabaron ganando en París, en una eliminatoria recordada por las declaraciones de Mourinho, en las que acusó al argentino de hacer 'teatro del bueno' por provocar la expulsión de Del Horno en el partido de ida. Messi no marcó, pero el Barça se vengó de la eliminación a manos de los londinenses en la temporada anterior.

La suerte volvió a emparejar a catalanes e ingleses en la fase de grupos de la siguiente temporada. Los de Rijkaard no pudieron superar a su rival en ninguno de los dos partidos 1-0 en Stamford Bridge y 2-2 en el Camp Nou y el argentino se quedó de nuevo en blanco pese a jugar los dos partidos completos.

La pasada campaña, el Barça se vio las caras con el Inter de Mourinho en cuatro ocasiones. Leo sólo jugó uno de los dos encuentros de la liguilla, el del empate a cero en San Siro y disputó los 180 minutos de la semifinal, en la cual los de Guardiola quedaron sin billete para la final del Bernabeú.

El próximo lunes, un Messique ha marcado siete goles en ocho partidos contra el Madrid buscará por fin estrenarse ante Mou. Antes, el miércoles en Atenas, intentará mantener su racha para que el Barça se olvide de la Champions hasta febrero.