Publicado: 16.12.2014 10:53 |Actualizado: 19.01.2015 22:52

Detenidos los presuntos autores de la muerte
del ultra del Deportivo

La Policía mantiene abierta la 'operación Neptuno', en la que ha detenido a un total de 34 personas, dos de ellas acusadas de acabar con la vida de Francisco José Romero Taboada el pasado 30 de noviembre en la reyerta en las inmediaciones del Vicente Calderón entre el Frente Atlético y los Riazor Blues.

Publicidad
Media: 4
Votos: 4
Comentarios:
La Policía detuvo a 21 personas el mismo día de la reyerta. EFE

La Policía detuvo a 21 personas el mismo día de la reyerta. EFE

MADRID.- La Policía ha detenido a 34 personas por su presunta implicación en la pelea que el pasado 30 de noviembre protagonizaron más de 200 ultras del Deportivo de la Coruña y el Atlético de Madrid en la que murió Francisco Javier Romero, alias 'Jimmy', un conocido ultra del club gallego.

Entre los 34 arrestados, según han indicado a Efe fuentes de la investigación, figuran al menos dos personas a las que la Policía acusa de ser los presuntos responsables de la muerte de "Jimmy" en las cercanías del estadio Vicente Calderón tras sufrir un traumatismo craneoencefálico con hemorragia y el estallido del bazo por un golpe provocado por una barra de hierro.



Todos los detenidos, incluidos estas dos personas, han añadido las mismas fuentes, pertenecerían al Frente Atlético y se encuentran ya en las dependencias policiales de la Brigada Provincial de Información.

Los delitos que la Policía imputa a los arrestados son los de homicidio, tenencia ilícita de armas u objetos peligrosos y riña tumultuaria, si bien las fuentes no han precisado de qué delitos se acusa a cada uno de los 34.

La mayoría de las detenciones se han efectuado en localidades de la Comunidad de Madrid, pero también en Toledo, Ávila y Cuenca 

La mayoría de los arrestos han tenido lugar en la Comunidad de Madrid, tanto en la capital como en las localidades de Parla, Alcobendas y Móstoles. En los dos primeros municipios se han practicado sendos registros en domicilios de alguno de los detenidos, así como en el bar Duratón ubicado en los aledaños del estadio Vicente Calderón.

Fuera de la región madrileña, en el marco de la operación Neptuno, como así se ha denominado al dispositivo y que hace alusión a la fuente donde los seguidores del club rojiblanco celebran sus triunfos, la Policía ha detenido a más personas en Toledo, concretamente en Talavera de la Reina y Seseña, además de Ávila y Cuenca, han añadido las mismas fuentes.

La operación está siendo desarrollada por agentes de la Brigada de Información de Madrid, con el apoyo de la unidad primera de antidisturbios.

21 detenidos el día de la pelea

El objetivo de este operativo, que continúa abierto, es detener a todos aquellos hinchas radicales del Frente Atlético y los Riazor Blues que participaron en la pelea y, en concreto, a quienes causaron la muerte del seguidor deportivista en las cercanías del estadio Vicente Calderón horas antes de que ambos equipos disputaran un partido de Liga a las 12.00 horas.

Ya ese día, el 30 de noviembre, la Policía detuvo a 21 personas -todas en libertad con cargos- e identificó a casi un centenar. En el enfrentamiento hubo otros once heridos, tres por arma blanca y otros tres con heridas incisocontusas en el cráneo, uno con trauma facial, tres más con contusiones leves y una policía nacional con una fractura en la falange de un dedo de una mano.

Fernández Díaz: "Violencia y deporte son incompatibles"

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado desde Santiago de Chile que espera "que la operación policial bajo el nombre de Operación Neptuno llegue a esclarecer todos los hechos y que sean puestos a disposición judicial los autores materiales y todos los que participaron en la reyerta multitudinaria del domingo día 30".

En palabras de Fernández Díaz, la tragedia "debe servir para concienciar más a toda la sociedad y a los clubes" y señaló que tanto el Consejo Superior del Deporte, la Liga de Fútbol Profesional y la federación española del mismo deporte "están adoptando medidas para la erradicación de los violentos en el deporte". Pues, "violencia y deporte son incompatibles", indicó Fernández Díaz, quien sostuvo que "los violentos que se amparen en la supuesta afición por unos determinados colores tienen que ser tratados en el marco de la ley", remarcó.