Público
Público

"La Roma en la que yo estuve no quería el balón, esta sí"

Guardiola analiza para Público al rival del Madrid. El mítico jugador barcelonista estuvo a las órdenes de Capello en el cuadro 'giallorosso'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Frustrante? No, simplemente no convencí al entrenador'. Con estas palabras y un deje melancólico recuerda Pep Guardiola su fallida y breve estancia en la Roma que entrenaba Fabio Capello. 'El equipo jugaba a otra cosa, no quería el balón. Hoy, sería distinto', admite.

Porque si hay algo que le guste al actual entrenador del Barça B del rival del Real Madrid de esta noche, es su medular. 'Es muy diferente a lo que conocí, son muy poco italianos: juegan sin delantero centro, con mucha gente desplegándose en el centro del campo, tienen calidad', explica. 'Su filosofía es atacar, lo hacen muy bonito y tienen una buena mezcla de juventud y veteranía', añade. Y, claro, además está Totti: 'Estuve sólo medio año con él, no demasiado. Su liderazgo como capitán se ve en el campo. Es una persona muy querida por todos, tiene grandes condiciones y sabe que el peso del equipo recae en él. Y asume perfectamente esa responsabilidad'.

Guardiola conoce el ambiente que recibirá esta noche al Real Madrid. Con Capello de entrenador, aquel equipo despreciaba la posesión y entregaba la medular a dos perros de presa como Emerson y Zebina. La cosa no funcionó y acabó por desesperar a su afición. Una mañana de septiembre, un grupo de tifosi radicales se presentó en la ciudad deportiva de Trigoria para increpar a los jugadores.

Los carabbinieri trataron sin éxito de apaciguar los ánimos y los coches de varios futbolistas -el de Guardiola incluido- resultaron abollados por la ira de la afición. 'Cuando la cosa está mal, la gente se calienta mucho. En el Olímpico, la pista de atletismo hace que se pierda algo de ambiente, pero hay siempre mucha gente, muchos cánticos y se aprieta mucho al rival', rememora.

Ante la eliminatoria, Pep prefiere no mojarse, pero lanza un aviso: 'En octavos de final de una Liga de Campeones, cualquier equipo es peligroso. Y sí, la Roma puede perfectamente eliminar al Madrid'.