Publicado: 30.08.2014 08:00 |Actualizado: 30.08.2014 08:00

Las tapadas del Mundial: Lituania, Eslovenia y Brasil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nadie se sorprende al afirmar que en el Mundial de Baloncesto que se empieza a disputar hoy, España y Estados Unidos son las principales favoritas para alcanzar la final que tendrá lugar en el Palacio de los Deportes de Madrid el próximo domingo 14 de septiembre. Pero no sólo jugarán ellas, y ni mucho menos tienen por qué que ser uno de los que finalmente se proclame campeón. En esta Copa del Mundo entrarán en escena otros equipos que, si bien no tienen un potencial como las anteriormente mencionadas, pueden plantar cara y, por qué no, dar la sopresa y sacar un billete para la final. Lituania, Eslovenia, y Brasil lideran esa terna de candidatas a pelear por un hueco en lo más alto del cajón.

La selección lituana de baloncesto se presenta como la gran favorita en el grupo D de la Copa del Mundo 2014 de baloncesto y una de las que pueden disputarle el cetro a España y Estados Unidos. Tras alcanzar el tercer puesto en la edición de 2010, los lituanos han demostrado a lo largo de su historia su buen hacer en este tipo de torneos. Además, los resultados espectaculares y la demostración defensiva en la fase de preparación para el torneo español apuntan a que los europeos van a suponer un duro rival a tener en cuenta.

Sin su gran referente ofensivo en las dos últimas medallas, Linas Kleiza, pero con el respaldo de miles de incondicionales que siguen a su selección por todos los rincones del planeta, Lituania siempre muestra ambición y un juego coral envidiables, aderezados en la pintura por jugadores físicos y temibles como Valanciunas y Motiejunas, dentro de una rotación importante dirigida por Jonas Kazlauskas. Poderosos en el juego interior y peligrosos desde el perímetro, el juego lituano combina a la perfección el poderío físico de sus hombres altos con el acierto desde lejos de la zona, siendo un auténtico quebradero de cabeza para las defensas rivales.

Su competidor directo por la primera plaza del grupo D será otro de los integrantes de esta terna de 'tapados': la renovada Eslovenia de Jure Zdovc. Los eslovenos tendrán que sobreponerse a las bajas de Lakovic, Nachbar y, recientemente, la de Erazem Lorbek, jugadores capitales en los últimos años del técnico Bozidar Maljkovic. La ilusión tras el retorno de Zdovc se multiplicó al confirmarse que su director de juego y líder, Goran Dragic, uno de los mejores jugadores del torneo, no faltaría a esta competición para intentar que uno de los países con más talento de baloncesto supere la barrera de cuartos de final.

Precisamente Dragic será el encargado de liderar a esta selección, que mezcla veteranía y juventud a partes iguales y que cuenta con una plantilla que puede presentar batalla ante cualquier selección. Con grandes jugadores tanto ofensivos como defensivos. Tiradores como Blazic o Prepelic, penetradores como el base de los Suns y grandes jugadores dentro de la zona, como Omic y Zupan, pueden permitir a Eslovenia colarse entre los cuatro mejores del torneo y, por qué no, alcanzar un billete para la final en el Palacio de los Deportes.

La tercera candidata no se encuentra en la Europa del Este, sino casi en el otro lado del globo. Se trata de Brasil, encuadrada en el grupo A con España. Pese a haber accedido al torneo gracias a una wild card (carta de invitación), la anfitriona en los próximos Juegos Olímpicos ha sido la única junto con España en poder contar con todas sus estrellas. De esta forma, el combinado dirigido por Rubén Magano podrá contar con jugadores de la talla de Splitter, campeón de la NBA con los San Antonio Spurs, Nene, Varejao o Marcelinho. Será una gran oportunidad para una Brasil que apenas ha conseguido sacar rendimiento a una de sus mejores generaciones de jugadores.

Prueba de ello es su fracaso en el Torneo de las Américas, donde no lograron pasar de la fase de grupos. Sin embargo, en aquel campeonato los sudamericanos contaban con un equipo plagado de bajas. Ahora, por el contrario, disponen de uno de los mejores juegos interiores del campeonato, gracias a la presencia de Tiago Splitter, Anderson Varejao y Nenê Hilario. Su buen hacer en la zona será la base sobre la que Brasil se apoye para tratar llegar a los cuartos de final e intentar colarse en la lucha por las medallas. Y sobre todo, dejar una grata carta de presentación antes de los Juegos de Río.

En un torneo de estas características, sobre todo al llegar a los decisivos cruces, una mala racha de tiro o una mala defensa en algún cuarto puede provocar que cualquier combinado se vea apeado de la competición. Por eso aunque sobre el papel las favoritas son España y Estados Unidos, al final es el balón el que tiene la última palabra.


http://www.quoners.es/debate/que-seleccion-crees-que-ganara-el-mundial-de-baloncesto-2014