Público
Público

Ujfalusi pasa factura

El Atlético gana con angustia un partido que se complicó con la exagerada expulsión de Reyes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 

Quique Flores estará contento. El Zaragoza no exigió en exceso a De Gea. Así que, por una vez, el meta rojiblanco se quedará fuera de los titulares de prensa. Y eso que, de alguna manera, como aniversario, le tocaba (fue la última visita del conjunto maño la que le abrió el corazón de la hinchada, que entendió que tenía portero grande para rato. A sus entrenadores, Quique incluido, les llevó más tiempo asimilarlo).

No es que De Gea flojeara, porque detuvo con acierto todo lo que le llegó, sino que tuvieron más peso sobre el partido alguno de sus compañeros. Incluso el colegiado, que agitó la contienda con decisiones controvertidas: un libre indirecto por una cesión discutible de Tiago sobre su portero y, sobre todo, la expulsión de Reyes.

Ambas decisiones cambiaron el guión al partido. Al Atlético, que había brillado en el primer tiempo, le tocó currar más que jugar. Y le valió para anudar a un Zaragoza que volvió a demostrar que cuenta con muy poco.

Filipe Luis agradeció su debut sirviendo a Costa el gol del triunfo

Filipe Luis, el fichaje de más relumbrón y precio del curso, debutaba al fin. No dejó un partido completo, pero el brasileño tuvo una influencia decisiva sobre el resultado. Suya fue la maniobra que abrió el marcador, enredada al principio, pero pletórica de potencia al final, cuando le ganó a Jarosik un sprint por la pelota dividida y regaló un centro raso desde el fondo que Diego Costa sólo tuvo que empujar.

Al delantero brasileño le tocó de nuevo hacer del Kun, una misión imposible. En la comparación, Costa siempre va a salir perdiendo. Pero dejó movimientos intencionados y forcejeos que durante un buen rato metieron en dificultades a los defensas del Zaragoza. Marcó un gol (su virtud fue proteger por físico su posición) y malogró otro que le sirvió con delicadeza Reyes. Como no es una especie protegida, le tocó cobrar de lo lindo (especialmente de Contini) sin que el colegiado se apiadara.

Cumplió Costa, aunque le tocó soportar unas cuantas broncas de Forlán por no pasarle la pelota. El uruguayo sigue sin aparecer. Y ya van unos cuantos partidos. Se le nota desesperado. Quizás presiente que el Balón de Oro se le está escapando. Fue sustituido a falta de un cuarto de hora por el Kun sin que el Calderón le recordase una sola acción.

El Zaragoza demostró que tiene muy poco para la categoría

Por entonces, el partido ya se le había atragantado peligrosamente al Atlético. Todo producto de una jugada, una intercepción de Tiago que Muñiz interpretó como cesión al portero, que volvió loco el partido. Sinama desperdició el libre indirecto (por dos veces), el Atlético se llenó de tarjetas y en la confusión, a la contra siguiente, perdió a un jugador, Reyes, que empujó sin venir a cuento a Contini. La roja sonó a exagerada, pero parece que al Atlético le toca ahora purgar (Ujfalusi en la memoria).

El Zaragoza, por superioridad numérica y por exigencias del resultado, se vio forzado a atacar. Pero el Atlético se ha vuelto serio. Así que se defendió bien pese a los contratiempos. Incluso con nueve, ya que Godín tuvo que abandonar el barco lesionado unos minutos. El equipo se olvidó del traje de etiqueta del primer tiempo y se remangó.

1 - Atlético de Madrid: De Gea; Perea, Godín, Domínguez, Filipe Luis; Reyes, Assuncao, Tiago (Mario Suárez, m. 63), Simao; Forlán (Kun Agüero, m. 73) y Diego Costa (Valera, m. 81).

0 - Real Zaragoza: Leo Franco (Toni Doblas, m. 26); Lanzaro (Nico Bertolo, m. 65), Contini, Jarosik, Obradovic; Gabi, Kevin Lacruz (Sinama Pongolle, m. 46); Ponzio, Ander Herrera, Lafita; y Marco Pérez.Gol: 1-0, m. 20: Diego Costa culmina una buena jugada por la banda izquierda de Filipe Luis.

Árbitro: Muñiz Fernández (C. Asturiano). Expulsó con roja directa a Reyes, del Atlético de Madrid (m. 60). Amonestó a los locales Perea (m. 37), Tiago (m. 45), Assuncao (m. 54), De Gea (m. 58), Kun Agüero (m. 60) y Valera (m. 87) y a los visitantes Ponzio (m. 18), Lanzaro (m. 45) y Contini (m. 90).

Incidencias: partido correspondiente a la quinta jornada de Liga en Primera División, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 40.000 espectadores.