Publicado: 16.11.2015 09:11 |Actualizado: 16.11.2015 09:11

Vicente del Bosque se marcha después de la Eurocopa

El seleccionador español ya tiene tomada su decisión desde hace tiempo. Gente de su entorno ya lo reconoce abiertamente en sus ámbitos privados. Se marcharía también todo su equipo, tanto el segundo técnico, Toni Grande, como el preparador físico, Javier Miñano.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Vicente del Boque la semana pasada en el estadio Rico Pérez. /REUTERS

Vicente del Boque la semana pasada en el estadio Rico Pérez. /REUTERS

MADRID.- Estos días la selección española de fútbol está afrontando dos nuevos compromisos amistosos buscando lograr una óptima preparación para la próxima Eurocopa de Francia 2016. El pasado viernes fue ante Inglaterra y está próxima semana será frente a Bélgica, choques previos al clásico liguero del día 21 en el Santiago Bernabéu. Todo, como decimos, con vistas a la gran cita del próximo verano, muy especial para el combinado español. Esencialmente por dos razones.

La primera porque España, vigente campeona de las dos pasadas ediciones del 2008 y 2012, tiene la posibilidad de lograr un hito jamás conseguido en el futbol mundial y que pasa por adjudicarse tres Eurocopas de forma consecutiva. Y la segunda, y no menos importante, implica al actual seleccionador Vicente del Bosque. Concretamente a su futuro. Una vez finalice el periplo de la selección española en tierras francesas, allí habrá acabado la singladura del salmantino al frente de la selección nacional.



Porque Vicente del Bosque tiene tomada la decisión desde hace mucho tiempo. No sólo él, también todo el equipo de trabajo que actualmente le acompaña; especialmente el segundo entrenador Toni Grande y el preparador físico Javier Miñano. Los dos han sido compañeros inseparables de Vicente del Bosque tanto en su etapa en el banquillo del Real Madrid, posteriormente en la aventura exótica del Besiktas turco y desde el principio de su exitoso periplo como seleccionador nacional.

Y esa decisión, como decimos, supone poner punto y final a sus casi ocho años al frente de la selección española. Si bien Vicente del Bosque no ha reconocido nada oficialmente, en círculos más privados alguno de sus ayudantes ya manifiestan sin tapujos que su etapa en la Federación Española de Fútbol tiene fecha de caducidad una vez finalice la próxima Eurocopa. Esperemos que sea el próximo 10 de julio del 2016 en el parisino estadio de Sant Dennis y tras levantar una nueva Copa como la mejor selección de Europa.

Del Bosque ya ha insinuado en entrevistas su marcha

La mejor muestra de que su futuro está más que decidido la encontramos en las propias manifestaciones de Vicente del Bosque. En sus respuestas desde un tiempo a esta parte siempre que se le ha preguntado acerca de asunto. Así por ejemplo el pasado 10 de octubre, donde el seleccionador respondía de una forma categórica nada más lograr matemáticamente la clasificación de España para la citada Euro en el Estadio de Molinón de Gijón: “No es el momento de hablar de mi continuidad. Queda mucho hasta que se juegue la Eurocopa. Pienso lo mismo que antes”.

“Tengo decidido mi futuro” o “No es malo que me vaya” ha llegado a reconocer en alguna entrevista

Y ese pensamiento lleva siendo el mismo que adoptó en junio del 2014 después de caer estrepitosamente y ser eliminados en la fase de grupos del Mundial de Brasil. Fue entonces cuando se marcó como objetivo emprender una transición en el combinado nacional. Transición que suponía prescindir de jugadores tan importantes como Xabi Alonso, Xavi o David Villa y dar protagonismo a otros más jóvenes. Todo con la vista puesta en la Eurocopa del 2016. Y ese momento está a punto de llegar.

El pasado 13 de octubre llegó incluso a ser mucho más contundente cuando le preguntaron acerca de este asunto en la Cadena SER. Textualmente respondió que “tengo decidido todo, pero es conveniente hablar con el presidente y que lleguemos a un acuerdo de la mejor manera posible para el bien del fútbol español”. No sólo eso además aseguró su deseo de“ que el fútbol español se quede bien y, conmigo o sin mí, va a estarlo porque está bien organizadas las categoría inferiores de la Federación. Nosotros recibimos una herencia estupenda y me gustaría que la recibiera otro en las mejores condiciones” .

Más recientemente ha vuelto a insistir en que todavía “no había hablado con Angel María Villar al respecto” pero que no deben existir preocupaciones acerca del futuro del equipo nacional porque “la selección no va a quedar descabezada”. Y hace escasamente unos días en Radio MARCA contestó en estos términos: “Para la selección no es malo que me vaya. Lo peor es para mí. La selección tendrá la oportunidad de remover la tierra y tener otro entrenador fresco. No va a pasar nada. Cuando llegue diré mi decisión”.

Sin duda, analizados detenidamente todos estos mensajes, no hacen sino confirmar la despedida que privadamente ya están haciendo miembros del equipo de trabajo del seleccionador. Expresiones como “tengo decidido todo”, su deseo de dejar la mejor herencia para quien se haga cargo de su puesto, o incluso aseverar rotundamente que la “selección no va a quedar descabezada” o “para la selección no es malo que me vaya” no hacen sino reforzar aún más esta línea de pensamiento.

Unos números inigualables en el banquillo de la selección

La marcha de Vicente del Bosque y,a falta de lo que suceda en la próxima Eurocopa, deja una estela de éxitos que será muy difícil que pueda repetirse en el fútbol español. ¡Qué lejos queda ya su debut en un amistoso ante Dinamarca en Copenhague el 20 de agosto del 2006! Partido que acabó con victoria contundente por 0-3.

Del Bosque ha digirido con la selección 103 encuentros con un bagaje impresionante de 81 victorias, 8 empates y 14 derrotas

Desde entonces son 103 los encuentros los que ha dirigido en el banquillo de la selección español con un bagaje impresionante de 81 victorias, 8 empates y 14 derrotas; lo que supone un porcentaje de victorias de un 78,64%. Algo que sólo está al alcance de los elegidos.

Vicente del Bosque es el único entrenador en la historia del fútbol que ha logrado ganar un Mundial, una Eurocopa y dos Ligas de Campeones, que se adjudicó siendo entrenador del Real Madrid.

En este periplo como seleccionador ha establecido records extraordinarios para el combinado español. Así por ejemplo, el de quince victorias consecutivas logradas entre 2008 y 20009, o el de 35 partidos sin perder, entre 2007 y 2009; igualando la cifra establecida por Brasil entre 1993 y 1996.

En el apartado de condecoraciones, el 3 de febrero de 2011 le concedieron el título de Marqués de Del Bosque; título que le fue concedida por el Rey Juan Carlos I. El 1 de abril de ese mismo fue investido honoris causa por la Universidad de Castilla La Mancha. También tiene entre sus condecoraciones la Gran Cruz de la Real Orden del Mérito Deportivo o Gran Cruz de la Orden del Dos Mayo.

Sólo Angel María Villar podría convencerle

Una vez analizada toda la situación, todos los mensajes que se están enviando desde el círculo próximo a Vicente del Bosque, sólo queda un pequeño hilo de esperanza que podría provocar una cambio “sorprendente” de pensamiento en el seleccionador. Y esto pasa porque el presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, fuera capaz de convencerle para que continúe hasta el Mundial de Rusia 2018.

La intención del todavía presidente de la Federación es prorrogar dos años más el contrato actual de Vicente del Bosque, manteniéndole en el cargo hasta el Mundial de Rusia. De hecho la fase de clasificación arranca en septiembre del 2016, justo después del cita de este próximo verano en París.

La intención del todavía presidente de la Federación es prorrogar dos años más el contrato actual de Vicente del Bosque, manteniéndole en el cargo hasta el Mundial de Rusia

Villar es una defensor a ultranza de Del Bosque a quien considera como el seleccionador ideal. El problema aquí radica en los tiempos con los que cuenta el presidente del estamento federativo, más considerando que el próximo año 2016 hay elecciones en la Federación Española de Fútbol, tal y como obliga la orden ministerial que rige los procesos electorales en las Federaciones deportivas. Todas ellas están obligadas a convocar elecciones coincidiendo con el año olímpico. En el caso del estamento del fútbol debe convocarlas dentro de los tres primeros meses del año.

Sin duda todo pasa entonces por esa conversación que seleccionador y presidente tienen pendiente. Falta saber cuándo tendrá lugar aunque viendo el calendario parece claro que debería ser de forma inminente aprovechando además el parón de la selección que no volverá a tener compromisos amistosos hasta marzo del 2016. Sin duda para Angel María Villar sería una baza electoral muy importante el poder presentarse en el inminente proceso electoral con este “bombazo” debajo del brazo, habiendo cerrado la continuidad de Vicente del Bosque. La semana pasada ya trasladó esta propuesta a todos los miembros de la Junta Directiva de la Federación Española de Fútbol.

Más teniendo en cuenta que se augura un proceso electoral difícil, tanto por la inminente orden ministerial anunciada por Público y donde se modifica los porcentajes en la Asamblea General, como también por la esperada presencia de un candidato alternativo que contaría además con el respaldo de la Liga de Fútbol Profesional, claramente opuesto a la gestión de Villar al frente de la Federación.

Si bien todo hace indicar que Villar saldrá reelegido, parece un poco arriesgado que ambas partes pospongan ese encuentro hasta después de la Eurocopa. Este es el único resquicio que podría frenar una marcha que parece inevitable. Vicente del Bosque, “El Marques”, se marchará una vez acabado su obra. La que empezó después de la Eurocopa del 2008 y que finaliza con la “transición tranquila” ejecutada tras la debacle del Mundial. Ahora la otra gran incógnita es quien le relevará en el cargo.

Joaquín Caparrós y José Antonio Camacho entre los candidatos

Tan claro está la marcha de Vicente del Bosque, que ya empiezan a sonar posibles candidatos para hacerse cargo en el futuro del banquillo de la selección. Actualmente dos son las opciones mejor colocadas. Se trata de Joaquín Caparrós y José Antonio Camacho. Los dos cuentan con un amplio apoyo dentro del seno federativo. Para el primero supondría asumir esta responsabilidad por primera vez en su dilatada carrera que le ha llevado a dirigir una multitud de equipos destacando especialmente el Sevilla, Deportivo de la Coruña y Athletic Club de Bilbao. La temporada pasada estuvo dirigiendo al Granada.

Actualmente dos son las opciones mejor colocadas. Se trata de Joaquín Caparrós y José Antonio Camacho. Pierde fuerza la opción de Paco Jémez, técnico del Rayo

Pero también José Antonio Camacho cuenta con un amplio apoyo dentro de las oficinas de la Ciudad del Fútbol de las Rozas. Además conoce perfectamente la casa dado que ya asumió este cargo durante cuatro años. Desde 1998, justo después del Mundial de Francia, hasta después de la cita mundialista de Corea donde la selección logró entonces una histórica quinta posición, la mejor lograda hasta el campeonato del 2010 en Sudáfrica.Quien pierde fuerza es el actual entrenador del Rayo Vallecano, Paco Jémez. Si bien se contemplaba al principio como un serio candidato, no acaba de convencer algunas de sus reacciones espontáneas y que chocan con el perfil de seleccionador que busca el ente federativo, nada polémica y en una línea de discreción total. Similar a la que también ejecuta el actual seleccionador, Vicente del Bosque.