Publicado: 11.10.2016 19:40 |Actualizado: 11.10.2016 19:40

Villar insiste con el reglamento electoral que rechazó Cardenal y cesa a uno de los aspirantes a su cargo

El presidente de la RFEF mantiene el calendario electoral que programa las elecciones a la presidencia el 20 de diciembre y amenaza con ir a la justicia

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Villar, durante la Asamblea de la RFEF. EFE/Kiko Huesca

Villar, durante la Asamblea de la RFEF. EFE/Kiko Huesca

MADRID.- La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) no modificará el último reglamento electoral enviado el Consejo Superior de Deportes (CSD) y mantendrá su calendario electoral que programa las elecciones a la presidencia el 20 de diciembre, además de acudir a la justicia en el caso de que continúen las negativas por parte del organismo que preside Miguel Cardenal.

Villar también anunció el cese de Jorge Pérez, uno de los que más sonaban para disputarle el cargo, como secretario general del organismo. Asimismo, sacó adelante con mayoría mantener el calendario electoral, el poner en conocimiento de UEFA y FIFA cualquier tipo de injerencia gubernamental e interponer ante la justicia los recursos que sean necesarios ante las decisiones en contra de la Comisión Directiva del CSD.

Así lo decidió la RFEF durante la celebración de su Asamblea General Extraordinaria, a la que acudieron 125 de sus 180 asambleístas, que aprobaron por amplia mayoría todos las propuestas presentadas, por lo que se mantiene el pulso con el organismo que dirige Miguel Cardenal.

"Estamos aquí porque los presidentes de federaciones y provinciales, de la AFE, de los árbitros y los entrenadores solicitaron a la Comisión Delegada su convocatoria y porque la decisión de la Comisión Directiva del CSD ataca ese principio de pacificación y participación del fútbol español", aseguró Ángel María Villar en su alocución inicial.



Posteriormente, Kepa Larumbe, asesor jurídico de la RFEF, detalló cómo había sido este enfrentamiento con el CSD, que comenzó a principios de año y que ya provocó una primera Asamblea General Extraordinaria el pasado 22 de marzo donde se aprobó un reglamento electoral y la convocatoria de elecciones para el último cuatrimestre de 2016, un aspecto este que fue respaldado por el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) que consideraba "equiparable" la Eurocopa a los Juegos Olímpicos.

Sin embargo, el reglamento electoral continuó siendo objeto de disputa y Larumbe lamentó que el CSD decidiese aprobar en julio, "siete meses más tarde", el presentado inicialmente el 20 de enero. Posteriormente, el 11 de agosto enviaron uno en el que el proyecto de fecha de convocatoria de elecciones era el 3 de octubre y su celebración el 20 de diciembre.

El Consejo continuó sin aceptarlo en las posteriores comunicaciones durante el septiembre y que ya el 20 de ese mes les advierte sobre sus objeciones sobre "dos cuestiones nuevas que siguen pendientes" referente a la "circunscripción de futbolistas no profesionales" y la "distribución de los clubes de categorías no profesionales entre las federaciones de ámbito autonómico".

En el primer punto, Larumbe remarcó que el CSD pide que esta circunscripción sea "estatal" y no autonómica, y que hace "una interpretación" de la Orden Ministerial porque considera que el número de deportistas es inferior a 29, mientras que desde la RFEF creen que la ley habla de "deportistas en general", ofreciendo datos que indican que desde 2000 "nunca se ha alcanzado el número de 29 deportistas no profesionales y que el CSD siempre lo ha aprobado".

En cuanto a la distribución de los clubes, Larumbe apuntó que el CSD quiere que las Federaciones de Ceuta y Melilla "no tengan uno cada una, sino uno entre las dos", con el club sobrante yendo a Andalucía. "Eso rompe con el principio de solidaridad y con el artículo 16 del reglamento que reconoce a cada una de las federaciones autonómicas con al menos un futbolista no profesional y un club no profesional", advirtió el asesor jurídico. Este aseguró que el TAD ha emitido dos informes "favorables" en este sentido. "Pensamos que el derecho nos asiste y que tenemos razón, que desde el punto de vista jurídico las Federaciones de Ceuta y Melilla deben tener uno cada una", sentenció.

En cuanto al cese de Jorge Pérez, Villar lo anunció de la siguiente manera: "Deseo poner en conocimiento del propio interesado que desde este momento ceso al secretario general que pasará ahora a ejercer las funciones que indican su categoría profesional". Desde hace tiempo, Pérez se había desmarcado de las actuaciones de Villar, del que había sido una de sus manos derechas, e incluso estaba estudiando la posibilidad de que se presentase como candidato al sillón presidencial del organismo.

Antes de ese momento, el propio Villar pidió a Pérez que explicara qué "datos" manejaba para escribir ayer lunes en una carta que no se estaba informando "adecuadamente de las consecuencias eventuales de acuerdos ilegales". Además, también le exigió saber a qué se refería al decir que se "abstendría a firmar en cualquier escrito de cara a no incurrir en responsabilidades no deseadas" y si eso significaba que "hará dejación de funciones como secretario general". En ambos casos, el todavía secretario general, a pocos metros del mandatario, guardó silencio.