Público
Público

Y ahora los rugidos de la Demencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Palacio de los Deportes acoge hoy el primer encuentro de la Liga ACB 2010-2011 (21.00 horas, Teledeporte). La temporada se abre con una cita de lujo: un Estudiantes-Real Madrid. Serán los colegiales los anfitriones en el partido que supone el regreso a la que fue su casa, al igual que la del Madrid, después de años de peregrinaciones, incertidumbres y pleitos.

Y además está Suárez. La fijación de los de Chamartín por los jugadores colegiales sigue ahí, para regocijo de unos y tristeza de otros. Hasta tres canteranos estudiantiles forman parte de la actual plantilla blanca. Este año ha sido Carlos Suárez, el hasta hace poco último buque insignia de la cantera colegial, quien ha subido por la calle Serrano y ha girado hacia la izquierda en Concha Espina. Sergio Rodríguez, también con pasado colegial, ha desembarcado en el Madrid, aunque su caso es diferente, pues llega desde Portland. El recibimiento demente, previsiblemente hostil, a Suárez será uno de los focos de atención del encuentro. 'Será complicado para Suárez y Sergio. Saben que no van a ser bien recibidos, pero eso forma parte del juego', reconoció Messina.

Ambas plantillas han sufrido una notable transformación veraniega. La de Estudiantes ni siquiera está cerrada: falta un pívot. A pesar de los cambios, las sensaciones no son buenas para el Madrid, que ni vio pasar al Barcelona en la Supercopa (89-55). 'El equipo se deprimió en cuanto se vio en dificultades. Hay que solucionar eso. Tenemos que aprender a competir', afirmó el italiano, que también hizo referencia a la juventud del equipo: 'Este es un equipo muy joven y es difícil asegurar títulos con tanta juventud'.

Juan Carlos Sánchez, director de la sección madridista, se mostró muy decepcionado tras la derrota: 'Lo que peor he llevado es la actitud de los jugadores en ese partido'. Uno de ellos, Tomic, es baja por lesión para el partido de hoy.

El nuevo plantel del Estudiantes también deja dudas. Tras las marchas de algunos de los mejores Caner-Medley, Lofton o el propio Suárez, el nivel medio de la plantilla es inferior al de la pasada temporada, cuando se consiguió la clasificación para Copa y play-offs. No es fácil ser un equipo al borde del abismo económico. 'Ni siquiera hemos cerrado aún la plantilla y tácticamente llegamos un poco tarde al partido. Esta es nuestra realidad y tenemos que aceptarla', confesó Casimiro, entrenador de Estudiantes.

El vencedor del choque de esta noche verá aliviados sus males de forma momentánea. Si el Madrid no logra la victoria, la amenaza se convertirá en una crisis real.

Las emociones invadirán la cancha. Además de la motivación intrínseca del derbi madrileño, el retorno al Palacio de los Deportes, un escenario mítico del baloncesto madrileño, erizará la piel de muchos nostálgicos. 'No hay otro marco mejor en Madrid para vivir el baloncesto', sentenció Casimiro. El de hoy es un choque entre la memoria y el futuro que ha tardado demasiado en llegar.