Público
Público

Zaragoza, otra ciudad con Ley

El club aragonés se aferra a la Concursal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Como era de esperar, el Zaragoza solicitó anteayer acogerse a la Ley Concursal. El club presentó la documentación en el Juzgado de la Plaza del Pilar a fin de mejorar su maltrecha situación económica. El juez debe decidir ahora (dispone de un plazo de entre 15 y 30 días) si la entidad presidida por Agapito Iglesias queda intervenida y puede acogerse al antiguo concurso de acreedores para negociar la deuda contraída.

El Zaragoza cuenta con una deuda a terceros que supera los 90 millones y solicita acogerse de forma voluntaria a la Ley Concursal, dos meses después de que el presidente del Getafe, Ángel Torres, le reclamara 950.000 euros de uno de los plazos del traspaso de Uche. El Zaragoza se une así a la lista de clubes de las Ligas BBVA y Adelante que se han acogido a la Ley Concursal en los últimos años, como Betis, Mallorca, Real Sociedad, Rayo, Las Palmas o Albacete, entre otros. El Hércules y el Tenerife lo han hecho en el último mes.

El Zaragoza explicó en su página web que el origen de su solicitud de suspensión de pagos se debe al descenso de categoría que sufrió el equipo hace tres temporadas y en el esfuerzo económico realizado para ascender a Primera. El club aragonés señala que ha decidido, 'por un elemental sentido de la prudencia', solicitar la protección judicial. Añade que, aun contando con las recientes aportaciones del presidente, Agapito Iglesias, la sociedad se encuentra con 'un desequilibrio en los flujos de caja'. El club reconoce una deuda neta que asciende a 110 millones de euros, siendo de 93 millones la cifra adeudada a terceros.

Desde ayer, el Córdoba está sujeto a la Ley Concursal, después de que el juzgado de lo mercantil número 1 lo aprobara y fuera publicado en el BOE. Así, 'el deudor conserva las facultades de administración y de disposición de su patrimonio, pero sometidas estas a la intervención de la administración concursal'. Los administradores del Córdoba, el auditor de cuentas Daniel Pastor y el abogado Alberto Escudero trabajan en estas labores desde mayo y fijaron en seis millones de euros el presupuesto para la próxima temporada, tres menos que en la anterior.