Público
Público

ACS trabaja en la integración de sus filiales de construcción

Florentino Pérez confía en que Marcelino Fernández comience a compartir funciones ejecutivas "lo antes posible"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Detalle de la entrada a la sede de ACS, en Madrid.

ACS trabaja en la integración de las distintas filiales de construcción con que opera (Dragados, Hochtief, Cimic y Turner entre otras), una operación que prevé acometer en cuanto el mercado lo permita, esto es, cuando presente un canje por acción óptimo.

"Nos gustaría culminar este proceso de integración, estamos trabajando en él, pero no queremos que perjudique a los accionistas de ACS", indicó el presidente del grupo, Florentino Pérez, en referencia al intercambio de acciones entre empresas.

La fusión de las compañías sería el último paso del proceso de reestructuración e integración que ACS acomete en su negocio constructor desde que compró la alemana Hochtief.

"En la práctica, las distintas firmas constructoras del grupo funcionan de forma conjunta al 100%, se presentan a los distintos proyectos la que considera que tiene mejores opciones y se ayudan unas a otras", detalló el director de desarrollo corporativo de ACS, Ángel García Altozano.

Marcelino Fernández Verdes.

En la actualidad, se trabaja para intensificar esta coordinación a escala de producto y corporativo "para mejorar márgenes y sinergias", abundó.

Este proceso está siendo dirigido por Marcelino Fernández Verdes y su culminación supondrá la vuelta de este ejecutivo a la sede de la compañía en Madrid, donde está previsto que ocupe el puesto de consejero delegado, un cargo que actualmente no existe y en el que compartirá funciones de primer ejecutivo del grupo con Florentino Pérez.

En este sentido, el presidente indicó que Fernández Verdes regresará "cuanto antes". El directivo actualmente es consejero delegado de Hochtief y presidente de Cimic, compañías donde está realizando un "espectacular y extraordinario trabajo", según el presidente.

Objetivo, crecer un 10% y elevar el dividendo

En cuanto a la evolución de ACS, su presidente avanzó la previsión de elevar entre un 8% y un 10% su beneficio en 2017, y aumentar la facturación. Asimismo, la compañía seguirá con el foco puesto en rebajar deuda pese a haberla recortado un 53% en el último año y el 74% en el lustro, hasta los 1.214 millones de euros al cierre de 2016, el equivalente a apenas el 0,6 del Ebitda.

En esta línea, la compañía de construcción, servicios y concesiones prevé lograr este verano el objetivo estratégico de lograr rating financiero que lleva persiguiendo varios años. Para ello, empezará a hablar con las agencias de calificación en los próximos días.

Asimismo, ACS contempla aumentar la retribución al accionista, así como volver a abonarla en efectivo y abandonar el modelo de scrip dividend que sigue desde hace varios años, por el que se ofrece a los socios el cobro en dinero o en acciones.

La compañía seguirá asimismo con su estrategia de rotación de activos maduros y pendiente de todas las oportunidades de crecimiento que surjan. "Gracias a la transformación de los últimos años estamos preparados para seguir creciendo y afrontar retos de futuro", aseguró Florentino Pérez.