Público
Público

Proyecto inmobiliario Villar Mir vende el 50% del complejo de lujo Canalejas al fundador de 'Poker Stars'

El empresario israelí Mark Scheinberg paga 225 millones por la mitad del proyecto situado en pleno centro de Madrid, y abre la puerta a futuras colaboraciones con el dueño de OHL. La constructora obtendrá plusvalías de 82 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Imagen del Proyecto Canalejas, en el centro de Madrid. E.P.

El Grupo Villar Mir ha vendido el 50% del Proyecto Canalejas, el complejo de viviendas, hoteles y tiendas de lujo que promueve en un conjunto de edificios históricos del centro de Madrid, al empresario israelí Mark Scheinberg, fundador de la firma de poker online Poker Stars, por 225 millones de euros, según informó el grupo.

La corporación de Juan Miguel Villar Mir desarrolla este proyecto junto con su constructora cotizada OHL. Ambos han vendido parte de sus respectivas participaciones en función del porcentaje que controlan y dentro del plan de venta de activos que tienen en marcha para recortar deuda.

En concreto, el Grupo Villar Mir ha vendido un 32,5%, con lo que reduce desde el 65% hasta el 32,5% su participación en el proyecto. De su lado, OHL ha vendido otro 17,5%, con lo que disminuye su porcentaje desde el 35% hasta el 17,5%. El Grupo Villar Mir y OHL aseguran que en virtud de la operación, que ha generado una plusvalía total de 82,85 millones de euros, mantendrán el control en la gestión del proyecto hasta su apertura, prevista para principios de 2019.

Canalejas se desarrolla en un grupo de siete edificios históricos que conforman toda una manzana del centro de Madrid, al lado de la Puerta del Sol, que Villar Mir compró al Santander en diciembre de 2012 y que suman 50.000 metros cuadrados de superficie.

El proyecto consiste en rehabilitar los inmuebles, respetando su valor arquitectónico y artístico, para que alberguen 22 viviendas de lujo y un hotel de cinco estrellas ya comprometido con la cadena Four Seasons, que desembarcará así en España. También contará con un centro comercial de 16.000 metros cuadrados y un parking subterráneo.

Simulación del proyecto inmobiliario de lujo Centro Canalejas Madrid. E.P.

Juan Miguel Villar Mir apuntó, en una intervención pública en octubre de 2015, que las viviendas de lujo de Canalejas "están llamadas a ser las más caras de Madrid", dado que, según indicó, tendrían un precio de unos 12.000 euros por metro cuadrado (el precio medio de la vivienda en Madrid actualmente es de unos 2.165 euros por metro).

El comprador de parte de este proyecto en el que Villar Mir y OHL colgaron el cartel de 'se vende' a mediados de 2016, es finalmente Mohari Limited. Se trata de una firma de Mark Scheinberg, empresario e inversor de origen israelí, residente en la Isla de Man, que en 2001 fundó Poker Stars, que sería la mayor empresa de poker 'on line' del mundo, que vendió en 2014.

Desde entonces, el magnate se centró en la inversión y en el negocio inmobiliario, con el que ahora llega a España. En un comunicado, Scheinberg expresó su "entusiasmo" por entrar en Canalejas y su voluntad por desarrollar una "relación estratégica" con sus nuevos socios, con los que no descarta abordar nuevos proyectos.

El grupo de Villar Mir desarrolla actualmente en Londres un proyecto similar al de Canalejas, en este caso en el antiguo Ministerio de la Guerra, y también en alianza con un inversor internacional, el grupo indio Hinduja.

Cascada de desinversiones

La venta de la mitad del complejo de lujo de Madrid se enmarca en el plan de desinversiones que tanto el Grupo Villar Mir como OHL pusieron en marcha el pasado año con el fin de reducir sus niveles de endeudamiento.

En el caso de la corporación, esta desinversion se suma a la venta al grupo filipino Emperador de la torre que tenían en el complejo de cuatro rascacielos del Norte de Madrid, de las centrales hidroeléctricas que tiene en España y de la práctica totalidad de sus acciones en Colonial, inmobiliaria patrimonialista en la que llegó a controlar el 24%.

De su lado, OHL suma esta venta a la de parte de otra de sus 'joyas de la corona', el complejo turístico de lujo 'Mayakobá' de México. En los últimos meses también ha liquidado la participación con que contaba en Abertis, donde llegó a tener un 19%, y actualmente tiene también el cartel de se vende en una autopista peruana, mientras busca socio para las del resto de Latinoamérica.

La constructora prevé que el importe obtenido de Canalejas, junto al que generó Mayakobá, compense el impacto en sus cuentas de sus denominados 'legacy project', un grupo de proyectos de construcción internacionales que le están generando distintos problemas.