Publicado: 23.09.2015 20:18 |Actualizado: 23.09.2015 20:18

El Banco de España pide otro Pacto
de Toledo entre los partidos para
una nueva reforma de las pensiones

La hucha de las pensiones podría agotarse en dos años, avisa la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, durante su intervención en la Comisión de Presupuestos del Senado.EFE/Espinosa

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, durante su intervención en la Comisión de Presupuestos del Senado.EFE/Espinosa

MADRID.- El Gobernador del Banco de España, Luis María Linde, pidió el miércoles a los grupos políticos abandonar estrategias partidistas y trabajar conjuntamente para hacer sostenible el sistema de pensiones y la Seguridad Social.

"En España necesitamos otro Pacto de Toledo (...) que se examine la situación de modo no partidista, de modo científico, de evolución demográfica y niveles de empleo y renta (...) y que planteen cómo hacer frente a esta situación", dijo Linde en una comparecencia en el Senado.



Aunque admitió que en el corto plazo no habrá una crisis del sistema público, recomendó trabajar para hacerlo sostenible en el futuro.

"No digo que la crisis sea para mañana (...) el sistema de reparto que ahora tenemos planteado es un sistema necesario, imprescindible (...) no se trata de sustituir el sistema de reparto, se trata de mejorarlo, hacerlo sostenible y cumplimentarlo con sistemas privados".

El propio Gobierno ha impulsado recientemente el debate sobre la financiación de la Seguridad Social, planteando incluso que algunas prestaciones, como las pensiones de viudedad y orfandad, puedan ser financiadas con vías alternativas a las cotizaciones sociales.

En una comparecencia posterior a la de Linde en el Senado, el presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá (exdirectivo de BBVA), dio la bienvenida a esta iniciativa e insistió en la necesidad de fijar objetivos de déficit menos exigentes para la Seguridad Social.

"Va a resultar muy difícil que los fondos de la Seguridad Social, cuya posición financiera se vio particularmente erosionada por una crisis económica de duración y profundidad excepcionales, puedan avanzar hacia su estabilidad presupuestaria en los próximos años", declaró.

Escrivá dijo que el desfase presupuestario en la Seguridad Social sería de alrededor de un 1 por ciento del PIB en los próximos años, frente a las metas oficiales de déficit de un 0,6 por ciento este año, de un 0,3 por ciento en 2016 y de un 0,2 por ciento en 2017.

Aunque señaló que a corto plazo los problemas eran "manejables", Escrivá señaló que el fondo de reserva -la llamada "hucha de las pensiones", que tiene unos 40.000 millones de euros- podría agotarse en unos dos años y dijo que había que empezar a pensar en el largo plazo.