Público
Público

En Caja Madrid, Blesa y Rato se repartieron con su cúpula 7,8 millones en concepto de "Otros"

Los dos expresidentes imputados de Caja Madrid lideraron las cantidades percibidas mediante este cajón de sastre contable. Blesa sobrepasó los 800.000 euros, mientras que Rato superó los 600.000. Sin embargo el gran explotador del concepto "Otros" fue Enrique de la Torre, con 2,7 millones de euros

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 15
Comentarios:

Miguel Blesa, a la izquierda, y Rodrigo Rato, a la derecha, a su salida de la Audiencia Nacional, tras declarar ante el juez Fenando Andreu.

La época más dura de la crisis fue en realidad una bicoca para la cúpula de Caja Madrid a las órdenes de Miguel Blesa y Rodrigo Rato. Entre 2008 y 2012, mientras España vivía el hundimiento de la economía, el paro se disparaba y los salarios se desplomaban, los más altos cargos de la entidad, incluidos sus dos últimos presidentes, se repartieron más de 7,8 millones de euros bajo el conveniente epígrafe de “Otros”, según muestra el informe "estrictamente privado y confidencial" de la auditora independiente Prize Waterhouse Coopers (PwC) al que ha tenido acceso Público. El estudio, fechado el 11 de diciembre de 2014, está elaborado con los datos sobre retribuciones y regularizaciones suministrados por Bankia a PwC.

Tanto Blesa como Rato se autoadjudicaron en esos años jugosas retribuciones por ese concepto de “Otros”, que sumaron 817.458 euros para el primero y 605.926 para el exdirector ejecutivo del Fondo Monetario Internacional, que fueron ascendiendo en cuantía año a año. De hecho, Rato superó el máximo de su antecesor en casi 100.000 euros por ese sobresueldo anual en el primer año de su mandato al frente de la entidad (2010), cuando se embolsó medio millón por esos “otros” emolumentos.

Por tanto además de regalar a sus altos directivos 4,37 millones de euros para pensiones por encima del límite legal deducible, Rato y Blesa, apoyados por el supuesto cerebro de las tarjetas black, Ildefonso Sánchez Barcoj, tenían otro cajón de sastre donde encajar sus desproporcionados gastos de dinero público. 

Rato, Blesa y Barcoj están imputados por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, que consideró que los gastos de las tarjetas black —sumadas a la causa contra ellos por los activistas de 15MpaRato— no fueron declarados a Hacienda y no se correspondían con funciones de representación.

El secretario millonario

No obstante, el gran explotador del concepto "Otros" fue Enrique de la Torre, secretario de la Comisión Ejecutiva de Caja Madrid, que se embolsó 2.713.631 euros solo en el año 2009, en el que fue despedido. Además de los 700.000 euros en concepto de indemnización, de la Torre disfrutó de dos millones de euros más por los incentivos a largo plazo de los que disfrutaba.

En su informe, PwC realiza un análisis especial al secretario, calculando al detalle sus incentivos a largo plazo utilizando "el cuadro soporte facilitado por Bankia para el cálculo del ILP que percibió Enrique de la Torre", recoge la auditora independiente.

En su último año en la entidad pública, de la Torre disfrutó de unos emolumentos de 607.800 euros, a los que hay que sumar también los 151.815 euros con los que infló su fondo de pensiones por encima del límite legal deducible.  

Anexos al informe de Investigación de uso interno de Bankia. P.1
Anexos al informe de Investigación de uso interno de Bankia. P.29
Anexos al informe de Investigación de uso interno de Bankia. P.31
Anexos al informe de Investigación de uso interno de Bankia. P.33
Anexos al informe de Investigación de uso interno de Bankia. P.35
Anexos al informe de Investigación de uso interno de Bankia. P.37
Anexos al informe de Investigación de uso interno de Bankia. P.39

Informe forensic

El texto de PwC se trata de un informe de auditoría forense encargado por la propia Bankia a la consultora independiente. Para ello, la entidad ha suministrado las cifras totales sobre retribuciones de la institución.

Titulado Informe de Investigación de uso interno, fechado el 11 de diciembre de 2014 y con la etiqueta de "estrictamente confidencial y privado", se trata de un extenso análisis que busca fraudes en las cuentas internas de Bankia.

"El departamento de Forensic Services de PwC en España ofrece servicios especializados en Prevención, Detección e Investigación de Fraude empresarial y financiero, y en la asistencia como Experto Independiente en la resolución de litigios o conflictos judiciales o extrajudiciales de carácter económico-financiero e informático", explica la propia PwC en su página web