Público
Público

Colonial lanza una opa sobre Axiare para crear un gigante de alquiler de oficinas

La operación permitirá a Colonial ganar tamaño, consolidándose como la segunda mayor Socimi por detrás de Merlin , e incrementar el peso de Madrid dentro de su cartera de activos.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:

Juan José Bruguera, presidente de la inmobilaria Colonial. E.P.

La inmobiliaria Colonial ha anunciado este lunes el lanzamiento de una opa por su competidora Axiare en una operación que supondrá la creación de un gigante español de las oficinas en alquiler, con un valor bruto de activos cercano a los 10.000 millones de euros y que supone un nuevo paso para la consolidación de este sector en España.

Colonial, que a septiembre declaraba una deuda neta de 2.947 millones de euros, ofrece 18,5 euros por acción por el 71 % que no controla de Axiare, un precio que valora la totalidad de la compañía en 1.463 millones de euros.

La operación permitirá a Colonial ganar tamaño, consolidándose como la segunda mayor socimi por detrás de Merlin , e incrementar el peso de Madrid dentro de su cartera de activos.

Con la compra, Colonial tendría el 58 % de su cartera en París, el 27 % en Madrid (9 puntos más que antes de la compra) y el 10 % en Barcelona, en un momento político de gran incertidumbre en la región ante la amenaza independentista.

Las acciones de Axiare, cuya deuda alcanza los 663 millones de euros, se disparaban 14,79 % tras la noticia, superando incluso el precio de la opa hasta los 18,8 euros por acción.

Previo a la opa, Colonial ya se ha asentado como primer accionista de la empresa alcanzando el 29 % del capital tras comprar un 13,3 % a varios accionistas, entre otros el segundo mayor, el fondo Pelham Capital.

Colonial ya había entrado en el accionariado de Axiare hace poco más de un año con un 15 % del capital. En ese momento, Axiare calificó la compra como hostil y Colonial dijo que no estaba preparando ninguna oferta por la compañía y que la participación era financiera.

Defensa sólo con un "caballero blanco"

Tras la compra del 15 % hace un año, Axiare se embarcó en una estrategia de defensa contra Colonial con la contratación de varios bancos de inversión, el lanzamiento de una ampliación de capital para diluir a su competidora y con la compra de activos para ganar tamaño y encarecer la entrada a Colonial.

Esta estrategia ha resultado efectiva al menos desde el punto de vista financiero, ya que Colonial ofrece casi 6 euros más por acción de lo que pagó hace apenas un año.

Salvo el 29 % de Colonial, el accionariado de Axiare está altamente atomizado con fondos y bancos de inversión con participaciones de entre el 3 y el 6,6 % pero sin un accionista de referencia con fuerza en el consejo de administración.

Además, con la opa presentada por Colonial, que todavía tiene que ser aprobada por el regulador, la eventual estrategia de defensa de Axiare se limita a la búsqueda de un "caballero blanco", otro inversor que realice una oferta competidora ya que la ley de opas obliga a la pasividad de la empresa objetivo y no puede realizar operaciones dilutivas como compras de empresas o ampliaciones de capital al estar una opa en vigor.

Bonos y ampliación de capital para financiar

Colonial financiará la operación, que espera cerrar en el primer semestre de 2018, con caja, una ampliación de capital de 350 millones de euros, una emisión de bonos por 731 millones, así como con la venta de acciones en autocartera por 100 millones de euros y activos no estratégicos, principalmente en los sectores logístico y de centros comerciales.

Hasta que lleve a cabo estas operaciones, el banco asesor de la firma, JP Morgan, ha garantizado la financiación de la oferta.

Para la ampliación de capital, accionistas de referencia de Colonial se han comprometido a acudir con 250 millones de euros a un precio que será no inferior a la cotización media del último mes.

La oferta es totalmente en efectivo y si tiene éxito Colonial pretende excluir de bolsa a Axiare.