Público
Público

La creación de empleo se ralentizó en 2016 hasta situar la tasa de paro en el 18,63% tras nueve años de crisis

La EPA del cuarto trimestre de 2016 certifica que el año pasado se crearon 413.900 empleos, 112.000 menos que en 2015. El paro descendió en 541.700 personas. El número de ocupados creció menos que el de desempleados porque la población activa se redujo en 127.800 personas. La cifra de parados sigue por encima de los cuatro millones.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Imagen de archivo de una oficina de empleo. EFE

MADRID.- El número de desempleados bajó en 541.700 personas en 2016, hasta situar la cifra total de parados en 4.237.800, la más baja de los últimos siete años. Ese es quizá el único dato positivo de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Porque otros datos no invitan tanto al optimismo: la tasa de paro se sitúa en el 18,63% en en el último trimestre de 2016 y sigue siendo demasiado alta nueve años después del inicio de la crisis; el número de ocupados aumentó en 2016 —413.900 empleos creados el año pasado— menos de lo que se recortó el de desempleados —541.700— debido a que la población activa —la que tiene y busca un empleo— se redujo en 127.800 personas durante 2016, hasta alcanzar los 22.745.900, la menor cifra de activos en diez años; por último, el ritmo de creación de empleo se ha ralentizado en un año que el Gobierno vendió como el de la recuperación.

Las cifras del mercado laboral no son tan buenas como las de 2015: el paro bajó en 541.700 personas, aunque este descenso es inferior al experimentado en 2015, cuando el desempleo registró un retroceso de 678.200 personas.

El empleo creció en 2016 en 413.900 personas, casi un 2,3%, logrando su tercer aumento anual consecutivo. Sin embargo, este incremento de la ocupación es menor que los registrados en 2014 y 2015, cuando se crearon 433.900 y 525.100 puestos de trabajo, respectivamente. 

Con estos datos en la mano, 2016 cerró con 18.508.100 ocupados y con 4.237.800 parados. Es verdad que es al cifra más baja desde el tercer trimestre de 2009, como no lo es menos que casi una cuarta parte del descenso del paro se sostiene en la expulsión del mercado de laboral de miles de personas que han dejado de buscar un empleo, que han salido del país o que se han jubilado. Así, la tasa de desempleo se situó al finalizar 2016 en el 18,63%, casi 2,3 puntos menos que en 2015, que fue del 20,9%.

Con el descenso del paro logrado en 2016, se encadenan cuatro años consecutivos de bajadas después de seis años de incrementos. A esos 4,23 millones de parados reflejados por la Encuesta de Población Activa (EPA) se llegó después de que el paro bajara en el último trimestre de 2016 en 83.000 desempleados (-1,9%).

Todos los empleos creados el ejercicio pasado se concentraron en el sector privado, con 428.500 nuevos puestos de trabajo (+2,8%), ya que el sector público destruyó 14.600 empleos en el año (-0,49%).

En el cuarto trimestre de 2016 se perdieron 19.400 puestos de trabajo, un 0,1% menos respecto al trimestre anterior. Este retroceso contrasta con los avances de la ocupación logrados en los cuartos trimestres de 2014 (+65.100) y de 2015 (+45.500).

Los hogares con todos sus miembros en paro

El número de hogares con todos sus miembros activos en paro bajó en el tercer trimestre de 2016 en 50.500, hasta un total de 1.387.700, de los cuales 344.800 son unipersonales.

Por el contrario, el número de hogares en los que todos sus miembros activos están ocupados aumentó en 60.700, hasta 9.883.600, de los que 1.868.700 son unipersonales.

En comparación con el mismo periodo de 2015, el número de hogares en los que todos sus miembros están desempleados se redujo en 168.900, mientras que los que tienen a todos sus activos ocupados creció en 353.200.

Respecto al trimestre anterior, el número de hogares se incrementó en 30.600, situándose en 18.468.400, de los que 4.727.800 son unipersonales.

DISPLAY CONNECTORS, SL.