Público
Público

Déficit público España tuvo el déficit público más alto de toda la UE en 2016

Se situó en el 4,5% del PIB en 2016. En cuanto a la deuda pública en relación al PIB, sólo Grecia (180,8%), Italia (132%), Portugal (130,1%), Chipre (107,1%) y Bélgica (105,7%) superan a España.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, interviene en la sesión de Control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. EFE/Javier Lizón

El dato ya había sido adelantado el pasado mes de abril, pero la oficina de estadística de la UE, Eurostat, lo ha certificado este mes de octubre: el déficit público de España se situó en el 4,5% del PIB en 2016, el más elevado de toda la Unión Europea (UE)

El dato se sitúa una décima por debajo del 4,6% del PIB al que España se comprometió a llegar el año pasado con Bruselas.

Solo otros dos Estados miembros, Francia (3,4%) y Rumanía (3%), tienen un déficit público igual o superior al 3% del PIB.

Por otro lado, la deuda pública española se situó en 1,1 billones de euros, el 100% del valor de toda la economía del país y cuatro décimas porcentuales menor que la alcanzada en 2015.

La cota del 100% del PIB, que la deuda española superó en 2014, fue sobrepasada en 2016 por Grecia (180,8%), Italia (132%), Portugal (130,1%), Chipre (107,1%) y Bélgica (105,7%).

En la UE y la eurozona descendieron en términos relativos tanto la deuda como el déficit públicos durante el año 2016 frente a 2015.

El déficit público bajó al 1,5% desde el 2,1% del PIB en 2016 en los países que comparten la moneda única y de 2,4% a 1,7% del PIB en los Veintiocho.

La deuda pública, por su parte, descendió del 89,9% al 88,9% del PIB en la zona del euro y del 84,5% al 83,2% en el conjunto de la UE.

Por países, los mayores superávits públicos respecto al PIB en 2016 se produjeron en Luxemburgo (1,6%), Malta y Suecia (ambos 1,1%), Alemania (0,8%) y República Checa (0,7%).

Letonia y Bulgaria registraron un equilibrio en sus cuentas (ni déficit ni superávit) y los déficits más reducidos se dieron en Estonia (0,3%), Dinamarca (0,6%), e Irlanda (0,7%).

En cuanto a la deuda pública, los menores porcentajes respecto al PIB se registraron en Estonia (9,4%), Luxemburgo (20,8%), Bulgaria (29%), República Checa (36,8 %) y Rumanía (37,6%), mientras que dieciséis Estados Miembros tuvieron una deuda pública superior al 60% del PIB.

El gasto público de los países que comparten el euro supuso el 47,6 % del PIB en 2016, mientras que los ingresos supusieron el 46,1%.

En los Veintiocho, el gasto fue del 46,3% y los ingresos, del 44,7%.

El gasto público se redujo en 2016 frente a 2015 tanto en la Unión Europea como en los diecinueve países del euro, mientras que los ingresos cayeron en la eurozona y aumentaron en los Veintiocho.