Público
Público

Caso Tapie El fiscal pide que el jefe de Orange sea juzgado por el mismo caso que condenó a la directora del FMI

Los jueces tendrán que decidir si seguir adelante con el juicio por fraude y malversación de fondos públicos contra Stéphane Richard, que fue jefe de gabinete de Lagarde cuando era ministra, Berdard Tapie y otros cuatro acusados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Foto de junio de 2010 de la entonces ministra de Economía francesa, y ahora diretora gerente del FMI, Christine Lagarde, con el que fuera su jefe de gabinete, y en ese momento director general de France Télécom, Stéphane Richard. AFP/Eric Piermont

El fiscal de París ha solicitado que Stéphane Richard, consejero delegado del grupo de telecomunicaciones francés Orange, sea juzgado junto a Bernard Tapie y otros cuatro supuestos implicados en el caso del arbitraje por el que obtuvo 404 millones de euros para saldar el conflicto con el banco Crédit Lyonnais por la venta de Adidas, dijo una fuente judicial.

El caso Tapie gira en torno a unos pagos que el empresario recibió en 2008 del Gobierno francés, época en la que Richard era jefe de gabinete de Christine Lagarde, entonces ministra de Finanzas, y actual directora gerente del  Fondo Monetario Internacional (FMI). Lagarde ha evitado el castigo y logrado mantener su trabajo a pesar de haber sido condenada el pasado diciembre por negligencia en relación con el mismo caso, al haber ordenado recurrir a un arbitraje privado para solventar el contencioso sobre la venta de la empresa deportiva. Los jueces, sin embargo, la dispensaron de pena.

El consejero delegado de France Telecom, Stephane Richard, en la presentación de los resultados de la operadora. AFP/Eric Piermont

La petición del fiscal fue presentada a uno de los jueces que investiga el caso, que tendrá que decidir si seguir adelante con el juicio por fraude y malversación de fondos públicos. 

En su petición, formalizada el lunes, reclama llevar también ante el Tribunal Correccional a Jean-François Rocchi y Bernard Scemama, los entonces presidentes de CDR y EPFR, las dos entidades encargadas de gestionar los activos de Crédit Lyonnais, que fue privatizado.

La Fiscalía pretende que todos tengan que responder por el cargo de "estafa en banda organizada"; que Tapie lo haga también por "malversación de fondos públicos" y los cinco restantes por "complicidad" en ese delito.

Este asunto remontaba a los años 90, cuando la Justicia requisó Adidas a Tapie, y atribuyó posteriormente la marca deportiva a Crédit Lyonnais, que la revendió por un precio netamente superior. Tapie exigió una indemnización por considerar que había sufrido un perjuicio económico y moral en esa operación.

Su demanda, después de ser tratada durante años por la justicia ordinaria, acabó siendo tratada por ese polémico arbitraje, anulado después por el Tribunal de Apelación de París en febrero de 2015.