Publicado: 13.05.2015 10:20 |Actualizado: 13.05.2015 14:19

Gasolinas, luz y teléfono elevan una décima el IPC en abril, al -0,6%

Con el dato ya confirmado del mes pasado, el IPC interanual encadena su décima tasa negativa en año y medio.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El BOE ha publicado la orden ministerial que regula la nueva factura de la luz.

Una factura de la luz.

MADRID.- El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,9% en abril respecto al mes anterior y elevó una décima su tasa interanual, hasta el -0,6%, debido a los servicios telefónicos y al encarecimiento de los precios de la gasolina y de la electricidad, según ha informado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE), que confirma así el dato interanual que avanzó hace dos semanas.



En términos mensuales, el IPC repuntó un 0,9% en abril respecto al mes anterior, su mayor alza en este mes desde abril de 2014

De este modo, el IPC volvió a moderar su tasa interanual en abril al registrar su tercer ascenso consecutivo tras la subida de dos décimas que experimentó en febrero y la de cuatro que se anotó en marzo.

Pese a ello, con el dato de abril, el IPC interanual encadena su décima tasa negativa. Es la duodécima vez en 19 meses en que los precios muestran tasas interanuales negativas. En cualquier caso, el Gobierno ha descartado que la economía se encuentre en una situación de deflación estructural.

Estadística ha atribuido el avance interanual del IPC en abril al comportamiento del transporte, que elevó su tasa una décima respecto a marzo, hasta el -3,4%, por el encarecimiento de los carburantes y lubricantes.

También ha influido en la subida interanual del IPC el grupo de comunicaciones, que incrementó su tasa más de un punto, hasta el -3,5%, por la estabilidad de los precios de los servicios telefónicos, frente al descenso que registraron un año antes, así como el grupo de vivienda, que elevó una décima su tasa, hasta el -1,9%, debido a que la subida de los precios de la electricidad no pudo compensar en su totalidad la bajada de los precios del gas.

En contraste con el repunte experimentado en estos tres grupos, la tasa interanual del grupo de ocio y cultura bajó en abril nueve décimas, hasta el -1,3%, y la de hoteles, cafés y restaurantes se redujo una décima, hasta el 0,6%, por el comportamiento de los precios de los hoteles, que han subido menos de lo que lo hicieron un año antes pese a la Semana Santa.

Por su parte, la inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, aumentó una décima, hasta el 0,3%, después de tres meses estancada en el 0,2%, al tiempo que el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa anual en el -0,7%, una décimas más que en marzo.

La influencia de la Semana Santa

En términos mensuales, el IPC repuntó un 0,9% en abril respecto al mes anterior, su mayor alza en este mes desde abril de 2014, cuando los precios se incrementaron también un 0,9%.

El repunte mensual de los precios se ha debido al encarecimiento de las gasolinas, a la temporada de primavera-verano en vestido y calzado, y al mayor coste de los viajes organizados y los hoteles por las vacaciones de Semana Santa.