Publicado: 13.05.2015 09:12 |Actualizado: 13.05.2015 16:57

El jefe de seguridad de la Embajada en Brasil, en libertad por tener "inmunidad diplomática"

García-Margallo ha dicho que si la investigación avanza y se demuestra que ha habido un caso de violencia machista, España renunciará a la inmunidad diplomática.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
Foto de archivo, fechada en San José (Costa Rica), el 1 de diciembre de 2004, del comisario de Policía Jesús Figón, actual responsable de seguridad de la Embajada de España en Brasil. / EFE

Foto de archivo, fechada en San José (Costa Rica), el 1 de diciembre de 2004, del comisario de Policía Jesús Figón, actual responsable de seguridad de la Embajada de España en Brasil. / EFE

VALENCIA.- Tras confesar que mató a su mujer, el comisario Jesús Figón, evita la prisión a la espera de lo que decida la Justicia española. "Si esa investigación avanza y se demuestra que ha habido un caso de violencia machista, España, desde ese mismo momento, renunciará a la inmunidad diplomática que no puede servir, en ningún caso, como coartada en hechos tan deleznables como los que se están investigando", ha dicho el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo.

García-Margallo explicó que ha dado instrucciones para que quede constancia de que "en ningún caso la inmunidad diplomática puede servir como coartada de hechos tan graves como la violencia machista".



El jefe policial iba a ser relevado de su cargo en la Embajada y, de hecho, ya había sido convocada su plaza la pasada semana

El ministro aseguró también que la embajada ha comunicado a la Cancillería brasileña que España "no solo no pone ningún inconveniente a la investigación en marcha, que corresponde de las autoridades brasileñas, sino que estamos a su disposición para colaborar en investigar un hecho de la gravedad que se discute".

El consejero de Interior de la embajada española en Brasil y comisario de la Policía Nacional, Jesús Figón, recobró ayer la libertad horas después de haberse entregado a las autoridades brasileñas y confesado el asesinato de su esposa, informó hoy la Policía Civil del estado de Espírito Santo.

Un portavoz de la División de Homicidios y Protección a la Persona (DHPP) de Vitoria, la capital regional, señaló a Efe que Figón, de 64 años, "fue liberado al final de la tarde después de confesar la muerte de su esposa brasileña", de nombre Rosemary Justino Lopes, de 50 años, y por gozar de "inmunidad diplomática".

Figón y Lopes estaban juntos desde hacía treinta años, cuando se conocieron en España, y tenían una hija en común. La pareja residía en Brasilia, donde Figón forma parte de la legación diplomática española, pero viajaban constantemente a la veraniega Vitoria, en la región sudeste y donde tenían un apartamento en el que fue cometido el asesinato.

Según informaciones policiales, Figón, quien alegó que cometió el crimen en defensa propia durante una discusión conyugal, se presentó voluntariamente a la comisaría brasileña para asumir la responsabilidad de la muerte de su mujer, que falleció en la residencia por múltiples heridas causadas por arma blanca.