Publicado: 18.05.2015 10:57 |Actualizado: 18.05.2015 11:02

Guindos se pone en 'modo electoral' y abre la puerta a una bajada de impuestos en 2016

El ministro de Economía anuncia que el PIB está creciendo a un ritmo del 3,5% interanual y apela al miedo: dice que todo puede perderse por la "inestabilidad política".

Publicidad
Media: 1.75
Votos: 4
Comentarios:
El ministro de Economía durante su intervención en el desayuno informativo. / EUROPA PRESS

El ministro de Economía durante su intervención en el desayuno informativo. / EUROPA PRESS

Hace unos días, el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, sugirió en un acto electoral que podría reducir el IVA el año que viene, aunque más tarde matizó que le había "traicionado el subconsciente" y que no entraría "en más detalles".



"Todos los indicadores adelantados apuntan a una aceleración de la actividad", presume De Guindos

El ministro de Economía, Luis de Guindos, sí ha entrado este lunes en más detalles cuando le han preguntado si el Gobierno bajará los impuestos: durante un desayuno informativo organizado por Europa Press, Guindos ha dicho que hay "margen" para reducir la presión fiscal en España.

El ministro se ampara en que la economía española está creciendo en el primer semestre del año, y en términos interanuales, más cerca del 3,5% que del 3%, según afirmó. Guindos explicó que España creció un 0,9% en tasa trimestral durante el primer trimestre y añadió que los indicadores adelantados del segundo trimestre apuntan a que "al menos" el PIB crecerá lo mismo, con lo que, en tasa interanual, la economía crecerá alrededor del 3,5% durante el primer semestre.

"Todos los indicadores adelantados apuntan a una aceleración de la actividad", subrayó Guindos, quien precisó que ese ritmo de crecimiento se está produciendo de una forma más "equilibrada", con menos déficit, menor endeudamiento privado y una mejora de la competitividad exterior y de las exportaciones. Lo que no dice el ministro es que esa competitividad se está ganando a base de la devaluación salarial.

Guindos tampoco se olvidó de apelar a algo tan manido como el miedo: aseguró que el principal riesgo para la economía española es la "inestabilidad política" que podría producirse tras las elecciones en España, si bien aseguró que la sociedad española es "sensata y madura" y valorará la estabilidad política, "que nos permitió superar en 2012 el momento más delicado y complicado de la economía española".

Etiquetas