Público
Público

El italiano Monte dei Paschi fracasa en la búsqueda de inversores y se asoma a un rescate público

El tercer mayor banco del país no logra que ningún inversor de referencia se interese por la ampliación de capital por 5.000 millones que ha puesto en marcha para reforzar su 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Fotografía de la fachada de la sede de la italiana Banca Monte dei Paschi  (MPS) en Siena, Italia. EFE/Mattia Sedda

Fotografía de la fachada de la sede de la italiana Banca Monte dei Paschi (MPS) en Siena, Italia. EFE/Mattia Sedda

MILÁN, 22 dic (Reuters) - Monte dei Paschi di Siena ha fracasado en sacar adelante su plan de rescate de última hora y ahora un rescate público parece inevitable. El banco italiano confirmó a última hora del miércoles que no había conseguido un inversor de referencia en una ampliación de capital, cuyo plazo está a punto de acabar.

Dos fuentes con conocimiento de la situación dijeron a Reuters que esto había disuadido a otros inversores institucionales a la hora de participar en el plan de rescate de 5.000 millones de euros. El banco necesita captar dinero con esta ampliación y con un canje de deuda por capital antes de finales de mes para evitar una reestructuración por parte de los regulador, lo que minaría la confianza en el cuarto sector bancario de la zona euro.

El propio consejo del Monte dei Paschi di Siena, reunido por la tarde, reconoció el fracaso de la operación:  apenas ha conseguido captar 2.000 millones de euros en capital pidiendo a tenedores de deuda junior convertir su deuda en acciones.

Se espera que el Gobierno italiano del nuevo primer ministro Paolo Gentiloni se reúna a última hora de este jueves para aprobar un decreto de emergencia para el rescate a la entidad toscana, el tercer banco italiano y el más viejo del mundo.

El Parlamento autorizó el miércoles al Gobierno italiano endeudarse en 20.000 millones de euros extra para apuntalar el sector bancario, empezando por la entidad toscana, que durante años ha sido la fuente principal de los temores del sector.

El gobierno del nuevo primer ministro Paolo Gentiloni se reunirá este jueves o viernes para aprobar un decreto urgente de rescate bancario

La caída de Monte dei Paschi, en crisis desde hace varios años, amenazaría los ahorros de miles de italianos, ya que un rescate del gobierno podría no dejarles totalmente protegidos. Según la normativa comunitaria, los inversores deben asumir parte de las pérdidas antes de que el dinero de los contribuyentes pueda emplearse para rescatar un banco.

Monte dei Paschi, lastrado por adquisiciones imprudentes y su incapacidad de lidiar con deuda de mala calidad acumulada durante la crisis financiera global, dijo esta semana que se quedaría sin liquidez en cuatro meses. Días antes había estimado que le quedaban todavía 11 meses.

Un rescate como este sacudiría los cimientos del sector bancario de Italia, el cuarto de la eurozona, que tiene un tercio de la deuda incobrable del bloque. También podría llevar a una rebaja de la calificación crediticia soberana y suponer un duro golpe para el euro.

El diario financiero italiano Il Sole 24 Ore dijo que el plan de rescate podría llevar entre dos y tres meses, empezando con una garantía gubernamental de los préstamos propios de Monte dei Paschi para asegurar que no se queda sin liquidez. El banco también ha estado perdiendo un gran volumen de depósitos. Según el plan de rescate, una garantía ganaría tiempo para que el gobierno de Gentiloni se asegurase la aprobación del Banco Central Europeo y las autoridades comunitarias.

Los planes de Roma tendrían que cumplir la norma de la Unión Europea de que los inversores privados sufran pérdidas antes de que puedan usarse fondos de los contribuyentes para salvar al banco, una cuestión políticamente explosiva, pues unos 40.000 inversores minoristas tienen bonos de Monte dei Paschi.a acción nueva representa a cien antiguas.