Público
Público

PARO Y TRABAJO PRECARIO Ni un solo empleo fijo neto, el balance de la 'era Rajoy'

Sigue habiendo 3.100 asalariados menos con contrato indefinido que cuando empezó a gobernar. El número de trabajadores temporales ha crecido, en cambio, en 193.000.

Publicidad
Media: 4.19
Votos: 16
Comentarios:

El empleado de una tienda de objetos turísticos del centro de Madrid barre la acera. REUTERS/Susana Vera

El número de personas ocupadas es ahora mayor que cuando Mariano Rajoy llegó al poder. Sin embargo, no hay ni un solo trabajador indefinido más que entonces. La última Encuesta de Población Activa (EPA), conocida este jueves, confirma hasta qué punto la creación de empleo se está sustentando en la precariedad laboral.

En el cuarto trimestre del 2011, había en España 18.153.000 ocupados. Esa cifra fue cayendo progresivamente hasta tocar suelo en el primer trimestre de 2014, con 16.950.600. La propia crisis, la política de recortes y la reforma laboral se llevaron por delante más de 1.200.000 puestos de trabajo netos en sólo dos años.

Luego, las cosas empezaron a mejorar como consecuencia la “recuperación”de la que empezó a hablar el Gobierno. En el segundo trimestre de 2014 se recuperó el nivel de los 17.000.000 de ocupados y en el tercero de 2015 se superaron los 18.000.000. El dato correspondiente al periodo enero-marzo de 2017 es de 18.438.000 ocupados.

El aumento del empleo desde que Rajoy llegó al poder es atribuible en su mayor parte a la evolución del trabajo por cuenta ajena. En poco más de cinco años, siempre según la EPA, el número de asalariados ha pasado de 15.150.500 a 15.340.800. Pero la calidad de la contratación ha caído en picado durante ese tiempo.

Si en diciembre de 2011 había 11.393.600 trabajadores indefinidos, al cierre del primer trimestre de 2017 quedaban 11.390.500; es decir, 3.100 menos. Por el contrario, los puestos cubiertos con cualquiera de las múltiples modalidades de contratos temporales han crecido de 3.756.900 a 3.950.000, con un aumento de 193.100.

Esta circunstancia afecta sobre todo a los hombres. Respecto a la situación existente al inicio de la primera legislatura de Rajoy, hoy hay 85.000 asalariados varones menos que sean fijos y 97.400 temporales más. Por el contrario, el empleo femenino ha mejorado en ambos casos (82.000 y 96.000, respectivamente).

Si se analizan los distintos tipos de contratación indefinida resulta, además, que el descenso, tanto para hombres como para mujeres, ha sido considerable en aquellos que entrañan una relación laboral permanente en el tiempo (-73.000), mientras que crecía el número de fijos discontinuos (+70.000), habituales en sectores con una alta estacionalidad como el turismo.