Público
Público

Resultados Telefónica aprovecha la fortaleza de Brasil para mejorar sus resultados hasta marzo

El negocio en España muestra síntomas de debilidad, mientas la deuda crece ligeramente y se frena la  inversión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El logo de Telefónica en su sede en el distrito madrileño de Las Tablas. REUTERS/Juan Medina

La fortaleza del negocio brasileño permitió a Telefónica compensar la desaceleración de España y Alemania en unas cuentas del primer trimestre que mostraron un frenazo de la inversión y el vigor del flujo de caja libre del grupo.

Telefónica obtuvo un beneficio neto de 779 millones de euros en el primer trimestre de 2017, lo que supone un 42,2% más en comparación con los resultados del primer trimestre de 2016, que se reformularon a mediados del año pasado tras la decisión de dejar de presentar su filial en Reino Unido O2 como operación en discontinuación.

Hace un año, la compañía presentó un beneficio neto de 776 millones de euros en el primer trimestre del 2016, cifra similar a la presentada este jueves, pero al incluir O2 las cuentas reformuladas arrojan un resultado neto de 548 millones de euros para los tres primeros meses de 2016.

En una nota a la CNMV, Telefónica presentó un aumento del 5% (1,5% en términos orgánicos) en sus ingresos, a 13.132 millones de euros, y un Ebitda de 4.021 millones, un 4,8% más (1,3% en términos orgánicos), ligeramente por debajo de las previsiones de los analistas.

Brasil ya es el país que más ingresos aporta a la operadora, que ha facturado 13.132 millones hasta marzo

Por países, Brasil ya es el que más ingresos aporta a las cuentas de Telefónica, tras elevarse un 30,2% en términos reportados y un 1,6% en orgánicos, hasta los 3.165 millones de euros. Por su parte, la facturación en España ha caído un 2,6%, hasta los 3.066 millones. El grupo se benefició del buen comportamiento de su negocio brasileño que, unido al efecto divisa del real, permitió compensar la debilidad de las divisiones de España (por menores ingresos de terminales y mayoristas) y Alemania.

La deuda subió ligeramente hasta los 48.766 millones de euros (171 millones de euros más que en diciembre de 2016, el menor incremento de deuda en un primer trimestre de los últimos tres años), aunque con unos tipos de interés más bajos y unos plazos más largos, mientras el flujo de caja mejoró sustancialmente en 530 millones de euros hasta los 599 millones, reflejando estacionalidad.

Teniendo en cuenta el efecto de la venta del 40% Telxius al fondo KKR, que se ejecutará completamente en el cuarto trimestre, la deuda se situaría en 47.500 millones de euros.

Cae la inversión, mejora la caja

El grupo ha fiado a la generación de caja la reducción de la deuda en los próximos meses, aunque el mercado espera que lo complemente con una venta parcial de O2 para acelerar este proceso.

En tanto, Telefónica retuvo la inversión en los primeros tres meses del año, con un descenso del 8,4% en el CapEx (inversiones de capital, en la compra de un activo fijo o para añadir valor a un activo existente, que crean beneficios) en términos orgánicos, que se situó en 1.621 millones de euros, debido a las sinergias de la integración, consolidación y optimización de las redes de la compañía. Esto llevo al ratio de CaPex sobre ventas al 12,2%, inferior al objetivo del 16% para todo el año.

Sin embargo, el grupo reiteró sus previsiones para el ejercicio de mantener estable sus ingresos, crecer un punto en margen Ebitda (0% en los primeros tres meses) y el citado ratio de inversión.