Público
Público

RENFE Los trabajadores del servicio de a bordo del AVE, en huelga hasta el 15 de agosto

Los sindicatos CGT y USO que reclaman aumentos salariales, convertir en indefinido a un 10% del personal y medidas de conciliación familiar. 

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:

Imagen de archivo de un tren AVE / EFE

Los trabajadores que prestan servicios a bordo de los trenes AVE y Larga Distancia de Renfe están llamados a secundar cinco jornadas consecutivas de huelga desde este viernes día 11 y hasta el 15, convocada por los sindicatos minoritarios CGT y USO, que coincide con el puente festivo de agosto y con una de las operaciones salida y retorno de vacaciones de verano.

Los sindicatos han convocado nuevos paros entre los empleados de este servicio, que Renfe tiene contratado con Ferrovial, al considerar "insuficiente" la última propuesta planteada por esta compañía de construcción y servicios en el marco de la negociación del nuevo convenio colectivo que tienen abierta desde hace meses.

No obstante, a diferencia de las huelgas registradas en este servicio en la primera mitad del año, la nueva convocatoria no cuenta con el respaldo de todos los sindicatos con representación entre este colectivo de trabajadores.

CGT y USO suman una representación de entre el 15% y el 20% entre el personal de Ferrovial Servicios que conforma las tripulaciones de los trenes de Renfe.

De su lado, las dos formaciones mayoritarias, CCOO y UGT, se han desmarcado de la convocatoria, dado que actualmente están sometiendo a consulta entre los empleados la última propuesta de Ferrovial, según informaron en fuentes sindicales.

CGT y USO llaman a la huelga, mientras que CCOO y CGT se desmarcan de ella

Esta propuesta contempla aumentos salariales de entre el 1% y el 2% para los ejercicios comprendidos entre los años 2017 y 2020, y cláusula de revisión salarial. Asimismo, también propone abonar un plus por traslación y abarca el desarrollo de un plan de empleo para convertir en indefinido a un 10% del personal actual. 

No obstante, CGT y USO, tras realizar asimismo las preceptivas consultas entre sus afiliados, la consideraron "insuficiente" al estimar que "va en detrimento de las condiciones que garantiza el convenio por el que hasta ahora se regía" el colectivo.

Además de subidas salariales y de la garantía de que no se pierda poder adquisitivo, CGT demanda medidas para mejorar la conciliación de la vida familiar y laboral, y "que la horas que los trabajadores de a bordo realizan en los destinos sean computadas como jornada".

Seguimiento desigual

En la primera jornada de paros, la huelga ha tenido un seguimiento desigual. Para Ferrovial, ha tenido un "escaso seguimiento" que se ha alcanzado un 20% en Madrid y Barcelona, mientras que ha sido "cercano a cero" en el resto de las principales capitales españolas donde se prestan estos servicios. En cambio, los convocantes elevan al 40% el porcentaje de trabajadores que se han sumado a la huelga este viernes.

Este nuevo paro de los servicios a bordo arrancó a la 1.00 h. de este viernes, día 11, y se extenderá de forma ininterrumpida durante todo el puente festivo, hasta las 1.00 horas del miércoles 16.

La convocatoria no afecta a la circulación de los trenes, sino al servicio que los viajeros reciben a bordo de los mismos durante el viaje. En concreto, se dirige a los alrededor de 2.000 empleados que se encargan de la restauración, la distribución de prensa y los servicios de entretenimiento, de la megafonía y de la cafetería de los trenes, entre otras labores.

Ferrovial presta el servicio a bordo de los trenes AVE y Larga Distancia de Renfe desde que en 2013 se adjudicó el correspondiente contrato y subrogó a la plantilla de la empresa que hasta entonces realizaba este servicio para la operadora ferroviaria pública.