Publicado: 30.08.2015 15:46 |Actualizado: 31.08.2015 15:09

Las ventas de El Corte Inglés vuelven a crecer en 2014, mientras prepara un plan de expansión internacional

El endeudamiento del grupo se reduce más de un 30% con la entrada del nuevo inversor catarí. Los costes de reestructuración de la deuda y la ausencia de plusvalías extraordinarias reducen el beneficio neto hasta los 118 millones

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2
Comentarios:
Detalle del logo de El Corte Inglés en un establecimiento de la cadena. E.P.

Detalle del logo de El Corte Inglés en un establecimiento de la cadena. E.P.

MADRID.- La mejora del entorno económico y la reactivación del consumo ha permitido al grupo de distribución El Corte Inglés incrementar su facturación por primera vez desde el comienzo de la crisis, al tiempo que comienza a mirar hacia el mercado exterior.

Las ventas de la cadena de grandes almacenes e hipermercados ascendieron en su último ejercicio fiscal (cerrado en febrero) hasta los 14.592 millones de euros, con un incremento del 2,6%, muy por encima de la media del sector (las ventas del comercio minorista aumentaron en 2014 un 0,8%).



​Los responsables del grupo de distribución señalan que en todos meses del último ejercicio crecieron las ventas, especialmente en la segunda mitad de 2014 (particularmente destacan la notable subida en la campaña de Navidad), y que esta tendencia se mantiene. "El aumento del negocio en lo que llevamos de 2015 es constante, sostenible y positivo", subrayan desde El Corte Inglés.

Por líneas de actividad, las tres áreas con mayor aportación a la facturación del grupo son los grandes almacenes, los hipermercados y la agencia de viajes, que suman el 87% del total de la cifra de negocio: los centros de El Corte Ingles vendieron por 8.768 millones (un 3,6% más) y lograron un beneficio de 186,29 millones; la enseña Hipercor alcanzó una cifra de negocio de 1.570 millones (un 8,5% menos de euros por la reorganización de secciones y departamentos) y un beneficio de 5,28 millones de euros; y Viajes El Corte Inglés facturó 2.350 millones (un 4,5% superior), con unas ganancias netas de 37,42 millones).

El incremento de las ventas y la contención de costes han  hecho posible un notable aumento de los resultados del grupo en su último ejercicio. El resultado bruto de explotación, o Ebitda, superó los 826 millones, un 14,5% superior al año anterior, y el resultado de explotación, o Ebit, alcanzó los 295 millones, un 58,8% más.

Un hombre con varias bolsas de El Corte Ingles. REUTERS/Sergio Perez

Un hombre con varias bolsas de El Corte Ingles. REUTERS/Sergio Perez

El beneficio neto, sin embargo, desciende un 32,3%, hasta los 118,08 millones, por la ausencia de extraordinarios y los costes de la reestructuración de su deuda. En el anterior ejercicio se anotaron a las ganancias netas unos 40 millones de las plusvalías resultantes de la venta del 51% de Financiera El Corte Inglés al Banco Santander.

En este ejercicio, además, la reordenación financiera que el grupo de disribución puso en marcha desde finales de 2013 ha tenido un impacto en las cuentas de unos 100 millones de euros.l grupo, que ha supuesto unos sobrecostes de 100 millones de euros

Hace tres años, la deuda de El Corte Inglés con la banca se situaba en torno a los 3.500 millones de euros. Ahora, se ha reducido hasta los 2.000 millones, gracias al proceso de reestructuración y, sobre todo, con la entrada de un nuevo accionista, el jeque catarí Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani, que inyecta en la sociedad 1.000 millones de euros que van directamente a amortizar deuda, y toma una participación del 10% del capital.

La menor carga financiera (ahora suponen unos 340 millones gasto) y la mejora de la economía permitirán mejorar los resultados de la empresa, además del plan de ahorro anunciado por el presidente de la entidad, Dimas Gimeno, en la junta de accionistas de este domingo, su primera como responsable del grupo de distribución, tras el fallecimiento el septiembre del año pasado de su predecesor, Isidoro Álvarez.

Junto al ahorro de costes, otra pata estrategia es la internacionalización. El grupo de distribución no contempla por ahora la apertura de nuevos centros en España, por lo pone la vista en el exterior para el crecimiento del negocio.

El equipo de Dimas Gimeno ya está trabajando en un plan de expansión internacional. Hasta la fecha, la presencia del grupo ha sido limitada y con resultados dispares. El negocio ha tenido éxito  en Portugal con la apertura de establecimientos en Lisboa y OPorto; pero no fueron tan bien las cosas en Florida (EEUU), donde adquirió una cadena de almacenes acabó vendiendo a un empresario local.

El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno Álvarez, en la sede de la Fundación Ramón Areces,antes del inicio de la junta de accionistas. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno Álvarez, en la sede de la Fundación Ramón Areces,antes del inicio de la junta de accionistas. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El plan está todavía en sus primeros pasos, y el grupo no ha concretado si la estrategia será la implantación de la enseña de El Corte Inglés con la apertura de centros en el exterior, o si será mediante la compra de empresas locales. El área que se mira con más atención es Latinoamérica, donde la marca ya es muy conocida. Los responsables del grupo esperan poder tener preparado el plan antes de un año. "En los próximos doce meses habrá noticias sobre nuestra expansión internacional", dicen en la compañía de distribución. En este proyecto, contarán con el apoyo del nuevo inversor catarí. 

Más de 90.000 empleados

El grupo de distribución ha cerrado el ejercicio con una plantilla similar a los de los últimos años. El número de trabajadores alcanza las 91.437 personas, el 92% de las cuales tiene contrato indefinido.

Esta cifra no recoge a los empleados de las sociedades que ya no consolidan en el grupo, como, por ejemplo, Financiera El Corte Inglés, cuya mayoría es del Banco Santander. Apróximadamente, las sociedades que no consolidan tienen una plantilla de unos mil empleados. Además, en los diferentes establecimientos de El Corte Corte inglés trabajan otras 20.000 de otras empresas. 

En el último ejercicio, además, las inversiones del grupo ascendieron a los 448 millones de euros, destinados en gran parte a proyectos, reformas y acondicionamientos de centros comerciales.