Público
Público

La acusación de Garzón dice que el juez intentó juzgar "un movimiento"

El letrado de Manos Limpias cree que con el criterio de Garzón se podrían perseguir los fusilamientos del 3 de mayo de 1808

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La acusación popular en el juicio a Baltasar Garzón por investigar las desapariciones del franquismo sostuvo hoy que con el criterio usado por el magistrado podrían perseguirse los fusilamientos del 3 de mayo de 1808, aquéllos que fueron inmortalizados por Goya.

También se ha acusado al Garzón de abrir una causa general para enjuiciar 'un movimiento, una época' al declararse competente para investigar los crímenes del franquismo.

Así se ha pronunciado esta mañana en el Tribunal Supremo el letrado Joaquín Ruiz, que ejerce la acusación en nombre de Manos Limpias y la asociación Libertad e Identidad. Con esta conclusión, el abogado ha mantenido su petición de 20 años de inhabilitación para Garzón por un delito de prevaricación.

A juicio de este letrado, Garzón concibió un 'plan preconcebido' para vulnerar la legalidad, puesto que no tenía competencia para investigar estos hechos. Ruiz argumentó que estas desapariciones no podían ser investigadas porque existía una Ley de Amnistía, a lo que se suma que se pretendía enjuiciar delitos prescritos y perseguir retroactivamente el genocidio.

El letrado también ha incorporado a su informe como antecedente el auto de Garzón en el que archivó una querella contra Santiago Carrillo por los sucesos de Paracuellos, al considerar que habían prescrito, lo que ha provocado la protesta del abogado del juez, Gonzalo Martínez-Fresneda, que ha asegurado que el nuevo escrito 'desborda groseramente el marco acusatorio' de este juicio.

Ruiz ha mantenido su petición de 20 años de inhabilitación para Garzón A este respecto, el abogado cuestionó que Garzón mantenga que podía investigar las desapariciones del franquismo porque se seguía desconociendo el paradero de los represaliados. Según el letrado, el criterio del juez podría llevar a investigar los fusilamientos del 3 de mayo de 1808, y que se trata de una 'causa general' para 'enjuiciar un movimiento, una época', en referencia al franquismo. Según este abogado, Garzón actuó guiado por 'motivos ideológicos'.

Tanto la defensa como el fiscal del Supremo Luis Navajas han confirmado su petición de absolución, tras lo que el juicio continúa con la exposición de los informes definitivos de cada una de las partes.

Un día más, un centenar de personas han acudido a mostrar su apoyo al juez a las puertas del Tribunal Supremo convocados por la plataforma 'Solidaridad con Garzón'. Pero esta mañana han venido portando claveles rojos para recordar de esta forma a las miles de personas que fueron ejecutadas durante la guerra y la dictadura.

Entre las personas congregadas en la plaza de la Villa de París se encontraban, como en anteriores ocasiones, el hispanista Ian Gibson y el abogado Fernando Magán, autor de algunas de las denuncias presentadas ante Garzón por asociaciones para la recuperación de la Memoria Histórica.

También las víctimas de la dictadura -cuyas fotos portaban muchos de los manifestantes- han estado presentes en las pancartas, con consignas como 'Impunidad para el franquismo, no gracias' o 'Dignidad para las víctimas'.

Durante el acto de apoyo se han podido escuchar consignas como 'Depuración de los jueces franquistas', 'Basta ya de tanta impunidad', 'Todo huele mal en este tribunal', 'Verdad, justicia reparación', 'Ni olvido ni perdón, reparación' 'Si te sales del guión no hay libertad de expresión'.

La plataforma 'Solidaridad con Garzón' ha convocado otra concentración hoy a las 19:00 horas en la puerta del Sol de Madrid.