Público
Público

Aguirre monta su propia policía en plena crisis

Interior frena el intento de Madrid de tener la unidad adscrita mejor pagada.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno de la Comunidad de Madrid se esfuerza estos días en asumir competencias que el Estatuto de Autonomía le confiere en materia de seguridad desde 1983. El Ejecutivo de Esperanza Aguirre ultima la formación de la Unidad Adscrita al Cuerpo Nacional de Policía, 80 agentes que dejarán de depender funcionalmente del Ministerio para hacerlo de la Consejería de Interior, con el consiguiente gasto para las arcas públicas de los madrileños, en plena campaña de la presidenta exigiendo al Gobierno central un plan de austeridad 'real'.

Una tensa negociación entre los representantes del Gobierno autonómico y los de la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil ha concluido con acuerdo para que los policías de la unidad adscrita de Aguirre ganen 290 euros más como mínimo que el resto de agentes que dependen de la Jefatura Superior de Madrid. Eso supone 3.480 euros de complemento anuales para los integrantes de la Escala Básica, un plus más alto que cualquiera de las otras cinco unidades adscritas que existen ya en España.

Se encargará del control de juegos de azar y de la escolta de autoridades

Ese complemento corresponde abonarlo en su totalidad a la Comunidad de Madrid. Aún así, la cantidad establecida necesitaba del acuerdo de Interior, que se ha negado a que se produjera una diferencia retributiva tan grande entre agentes de un mismo cuerpo que trabajan en la misma región.

Los agentes de la unidad andaluza eran los que más cobraban hasta ahora en complemento, 3.308 euros anuales, y los que menos los integrantes de la asturiana, 1.320. Completan la lista de este tipo de unidades Galicia (2.604 euros), Comunitat Valenciana (2.604) y Aragón (2.448). Fuentes conocedoras de las negociaciones aseguran que la pretensión del Gobierno de Aguirre era pagar un plus de 720 euros a los agentes, lo que hubiera disparado el gasto extra por policía a 8.640 euros anuales. En total, 691.200 euros de desembolso anual, siempre que los policías de mayor rango percibieran un extra igual que el de los agentes de base. Finalmente, el complemento acordado supondrá un gasto de 278.400 euros cada año para la comunidad.

Está previsto que comience a funcionar en el mes de septiembre

A esta cifra hay que sumar los gastos relacionados con las instalaciones de la unidad adscrita, que según la resolución del 29 de agosto de 2009 corresponde abonar a la Comunidad, así como el 50% del sueldo, la uniformidad, el armamento, los vehículos y medios materiales, y el 100% de los gastos que se originen del servicio que realiza. Sólo ese 50% del sueldo de los agentes ascendería a 723.000 euros anuales, haciendo el cálculo con el mínimo que puede ganar un agente por escala. En total, algo más de un millón de euros de gasto anual sólo en conceptos de sueldo y complemento.

Los agentes de la Policía de Aguirre estarán dedicados al control de los juegos de azar en Madrid y la escolta de los cargos públicos de la comunidad, como establece el artículo 26º del Título II del Estatuto de Autonomía. El Cuerpo Nacional de Policía ya se encargaba de realizar estas labores en Madrid, pero ahora los policías rendirán cuentas a la Consejería de Interior, aunque orgánicamente sigan dependiendo del ministerio.

La previsión del Gobierno de Madrid es que el concurso entre los policías nacionales que aspiren a integrar la unidad esté cerrado en julio y que comiencen a trabajar bajo la nueva denominación en septiembre. No se trata de una policía integral, del tipo de los Mossos d'Esquadra o la Ertzaintza, que tienen competencias en investigación y seguridad ciudadana, pero al igual que estas sus agentes dependerán funcionalmente del gobierno regional, con un comisario al frente elegido a dedo por el Gobierno de Aguirre.