Publicado: 23.11.2015 19:02 |Actualizado: 23.11.2015 19:02

La Audiencia investiga el reparto de medallas por parte de la Policía Nacional

Alternativa Sindical de la Policía denunció que la concesión de condecoraciones a policías y personajes vulneraba los requisitos dispuestos por la Ley, como desveló Público.

Publicidad
Media: 4.78
Votos: 9
Comentarios:
Jorge Fernandez Diaz, El ministro de Interior, junto al Director General de la Policia, Ignacio Cosidó. EFE

Jorge Fernandez Diaz, El ministro de Interior, junto al Director General de la Policia, Ignacio Cosidó. EFE

MADRID.- La Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional ha abierto una investigación por el reparto de medallas y condecoraciones concedidas desde la Dirección Adjunta Operativa de la Policía Nacional, dirigida por el comisario Eugenio Pino. Más de 3000 condecoraciones, algunas de ellas pensionadas de forma vitalicia y a funcionarios que no cumplen los requisitos que dicta la ley.

Según denunció el sindicato Alternativa Sindical de la Policía (ASP), basándose entre otras informaciones en la desvelada por Público, la resolución dictada por el Ministerio del Interior, de fecha 17 de septiembre de 2015, es “contraria a derecho al contravenir lo dispuesto en la Ley 57/1964 sobre Condecoraciones Policiales”.



Los cuatro requisitos que expone la ley para conseguir la medalla roja implican que la vida del agente ha tenido que estar en peligro: a) Resultar herido en acto de servicio o con ocasión de él, sin menoscabo del honor, ni por imprudencia, impericia o accidente; b) Participar en tres o más servicios, en los que, mediando agresión de armas, concurran las circunstancias del apartado anterior, aunque no resultara herido el funcionario; c) Realizar, en circunstancias de peligro para su persona, un hecho abnegado o que ponga de manifiesto un alto valor en el funcionario, con prestigio para la Corporación o utilidad para el servicio; d) Observar una conducta que, sin llenar plenamente las condiciones exigidas para la concesión de la Medalla al Mérito Policial, merezca especial recompensa, en consideración a hechos distinguidos y extraordinarios en los que haya quedado patente un riesgo o peligro personal.

Fuentes de ASP aseguran a  Público que su sindicato propuso “a policías que habían tenido que ser dados de baja del cuerpo por lesiones en acto de servicio, incluso a una policía de Angrois por su trabajo cuando el accidente del Alvia y sin embargo no se ha condecorado, ni siquiera como mención, a estos policías mientras a que a otros que no cumplen los requisitos se les ha llegado a dar la roja que está pensionada con 200 euros al mes de
forma vitalicia.

Asesores del DAO

Este es caso de Andrés Gómez Gordo, el policía de cabecera de la secretaria general del Partido Popular (PP). Su trayectoria no ha implicado ningún tipo de riesgo para su vida, tal y como desveló Público y se recoge en la denuncia de ASP.

Los últimos destinos de este inspector jefe han sido como personal de confianza en Gobiernos del Partido Popular. El 15 de marzo de este año fue destinado como adscrito al número dos de la Policía, el comisario Eugenio Pino, después de que se acabara la presidencia de María Dolores de Cospedal en Castilla la Mancha. Allí fue su jefe de seguridad. Tenía la confianza de la cúpula del PP, porque ya había ejercido tareas de director de Seguridad en la Ciudad de la Justicia de Esperanza Aguirre.

Gómez Gordo está vinculado al chófer de Bárcenas, Sergio Ríos, recientemente relacionado con el supuesto robo de unos documentos al ex tesorero del PP. Gómez Gordo y el chófer se conocieron cuando el segundo era conductor de Francisco Granados en la Comunidad de Madrid. Coincidentemente, estando ya en la dirección adjunta operativa Andrés Gómez Gordo, Sergio Ríos ha conseguido aprobar las oposiciones a la Policía Nacional a sus 39 años.

Miguel Ángel Goméz Gordo, hermano de Ándres, fue ascendido también este año a inspector jefe a pesar de estar imputado desde hace años en la trama mafiosa de Gao Ping.

Además de a Ándres Gómez Gordo, autor también del informe que conllevó la suspensión de empleo y sueldo de uno de los policías que investigaba al comisario Villarejo, también fue premiado con la medalla roja el comisario Pérez Larumbe que instruye otro informe sobre este mismo agente. El comisario expedientado Jaime Barrado es el único que se ha atrevido a denunciar ante los tribunales tanto a la DAO dirigida por Eugenio Pino como al comisario Villarejo, al que relaciona con diferentes procesos relacionados en algunos casos con el Partido Popular.

Alternativa Sindical de la Policía también denuncia la concesión de condecoraciones a personajes famosos como Antonio Banderas o la periodista Ana Rosa Quintana, “debido a que hay muchos policías que se juegan la vida en su trabajo y a los que ni siquiera se les ha hecho una mención”.