Público
Público

Blanco llama "friki" al PP por criticar el límite de velocidad

El ministro de Fomento califica de «anarcoide» la labor de oposición de Rajoy  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

José Blanco, vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento, arremetió ayer en Sevilla contra el PP por criticar la reducción temporal del límite de velocidad en autopistas y autovías a 110 kilómetros por hora que entrará en vigor el próximo 7 de marzo, una medida que consideró 'imprescindible' en estos momentos. Blanco llamó 'frikis' y 'anarcoides' a los dirigentes conservadores que se han declarado en contra. La secretaria general del PP y presidenta del partido en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, replicó a Blanco desde Tarancón (Cuenca) que lo que es 'friki' es que la reforma energética del Gobierno sea 'la de las bombillas, las corbatas y ahora reducir la velocidad a 110 kilómetros por hora'.

Cospedal introdujo además otro argumento. Si el Gobierno quiere ahorrar en petróleo, dijo, se ahorraría 'mucho para las arcas del Estado' si el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, 'en lugar de ir a los mítines en un Falcon fuera por otros medios', informa Europa Press. No sólo el PP criticó al Gobierno por la medida. El portavoz de CiU, Antoni Duran i Lleida, se mostró 'escéptico' ante la posibilidad de que la rebaja del límite de 120 a 110 decretado por el Gobierno ayude finalmente a rebajar el consumo de gasolina.

'Cuando uno ve el comportamiento reiterado de los dirigentes del PP dijo Blanco en el comité director del PSOE andaluz ve que es el de unos frikis o el de unos anarcoides; entre frikis y anarcoides anda el juego, aunque creo que son unos irresponsables porque irresponsable es, en este momento, no apoyar una medida que tiene como objetivo ahorrar energía, abaratar los costes para el consumidor'. El número dos socialista agregó que EEUU ya puso en marcha una iniciativa similar hace décadas, en referencia al calificativo de 'soviética' que dedicó el viernes a la medida el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons. 'Que no digan que es la primera vez que se hace', apostilló. 'Dentro de pocos días, veréis como dicen que la consecuencia de que no haya abastecimiento de petróleo es de Zapatero porque en España no hay pozos de petróleo por Zapatero', indicó Blanco.

'No se merecen la confianza de los ciudadanos'. Para Blanco, el PP sólo aspira a gobernar en base al 'cuanto peor, mejor, y en base al sufrimiento de la gente' y diciendo que no a todo. A juicio del dirigente socialista, el PP no hace propuestas 'porque oculta sus intenciones', que son 'intenciones inconfesables', y se limita a decir no ante cualquier respuesta del Gobierno, sin decir lo que haría porque no quiere que los ciudadanos conozcan sus intenciones.

El análisis de Blanco, en el que se incluye también la reducción del límite de velocidad, es el siguiente: la derecha trata de confundir y generar zozobra entre la gente, con el único objetivo de ganar las elecciones por 'incomparecencia de los electores'. Mariano Rajoy, remató Blanco, lo único que quiere es que los votantes socialistas 'no acudan a las urnas para poder ganar por incomparecencia'.

En el mismo acto, el presidente de la Junta de Andalucía y secretario general del PSOE regional, José Antonio Griñán, tiró de humor: 'Para el PP la diferencia entre la libertad y la dictadura son diez kilómetros por hora'. Griñán respondía a los dirigentes que el pasado viernes calificaron de 'soviética' la decisión del Ejecutivo de Zapatero. '120 kilómetros por hora de velocidad máxima es el colmo de la democracia, 110 es soviético', agregó con ironía el presidente andaluz. Griñán también salió al paso de las voces que tachan la reducción del límite de velocidad de medida recaudatoria. 'La realidad es que se va a consumir menos y se recaudará también menos', dijo.

Por su parte, Cospedal añadió al argumento del Falcon otros más. Cargó contra lo que llamó 'medida estrella' del Gobierno y manifestó que se lleva 'dos años y medio hablando de reforma energética', para la que habrían contado con el apoyo del PP 'si hubieran querido' y despreció la rebaja a 110 kilómetros por hora como 'una ocurrencia' y 'una improvisación más'.

Cospedal también tiró de ironía para criticar al ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián. 'Ya no sabemos si dentro de poco nos van a decir que tenemos que apagar la luz a las diez de la noche, o a lo mejor nos dicen que no tenemos que llevar las zapatillas de esparto, que en verano son muy cómodas, para no utilizar las suelas de goma que también llevan petróleo', dijo.

La ex ministra de Medio Ambiente en la época de José María Aznar, Elvira Rodríguez, se sumó a las tesis de Cospedal. Los ciudadanos, consideró, se quedan 'un poco perplejos' ante la bajada de la velocidad. 'Tenemos cada vez coches más eficientes' y el plan de eficiencia energética lleva dos años 'revoloteando', criticó.

El Gobierno aprobó la medida en el Consejo de Ministros del pasado viernes. El Ejecutivo considera que el ahorro en la factura energética del país con la reducción del límite de velocidad podría ascender a 500 millones de euros al mes, 6.000 al año. Esa cifra es la que se invierte cada vez que el barril de petróleo Brent, el de referencia en Europa, aumenta de precio en diez euros. La crisis en Libia ha provocado una escalada en los precios del crudo que incide de manera directa en España. El Ejecutivo estima que cada conductor se ahorrará un 15% de gasolina o un 11% de gasóleo si cumple con el nuevolímite establecido.

En un sentido similar a Blanco se mostró el vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba. Ayer, en declaraciones a los periodistas en Cádiz quiso aclarar a 'algún dirigente del PP', en alusión a Esteban González Pons, que no es la primera vez que se aplica esta medida. Así, señaló que el primero en hacerlo 'con éxito fue EEUU durante la crisis del petróleo del 73.

Además de las críticas al PP, Blanco se dedicó ayer a insuflar ánimos al PSOE de Andalucía, apesadumbrado estos días por el escándalo del reparto opaco de 647 millones de euros y la colocación de falsos prejubilados en expedientes de regulación de empleo (ERE) financiados por la Junta de Andalucía. El vicesecretario socialista alabó a la federación andaluza, la más numerosa del país. 'No hay un partido más comprometido con Andalucía y con su gente, a lo largo de esta etapa histórica, como el PSOE andaluz', dijo Blanco. 'La derecha no ha aportado nada históricamente a esta tierra', según Blanco, quien agregó que Andalucía sólo ha progresado y avanzado de la mano del PSOE. 'En esta comunidad ha cambiado todo, menos la derecha, que después de tanto tiempo no ha hecho ni un solo cambio'.

Griñán también arengó a los socialistas para que se dejen la piel en las municipales y aseguró, ante las insinuaciones del PP, que el PSOE es 'un partido honesto, que tiene sus cuentas auditadas, que no tiene una Gürtel y el que diga lo contrario, que tenga la gallardía de afirmarlo en el juzgado, que ahí nos veríamos'. El presidente andaluz lamentó que el PP trate, ante el caso de los ERE, implicar a 'personas honradas, honorables y honestas' y apuntó que incluso se ha tratado de meter al ex presidente Felipe González.