Público
Público

La ciudadanía se prepara para desahuciar a Bankia

Cacerolada frente a las torres KIO de Madrid mientras en distintas ciudades los indignados entregan "órdenes de desahucio" a las sucursales de la entidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El movimiento 15-M han hecho un llamamiento a una "cacerolada indignada" en Madrid esta tarde, a las 17:00, frente a las torres KIO para expresar su rechazo todo lo ocurrido con Bankia, cuya sede central se encuentra en una de las famosas torres inclinadas en Plaza Castilla. Bajo el lema, que lleva utilizándose las últimas semanas, ‘Occupy Bankia en las Torres del Mal' la convocatoria, que circula por Facebook y Twitter, pretende reunir a miles de madrileños "en el mismísimo corazón de la bestia".

Además, este mismo sábado se celebrarán otros actos reivindicativos frente a sucursales de la misma entidad en distintas ciudades españolas, en los que se entregarán simbólicas 'órdenes de desahucio' a los actuales moradores de dichos inmuebles. Esta nueva iniciativa de los indignados viene después de que ayer, como preludio, varios grupos de los denominados ‘yayoflautas', los integrantes del 15-M más veteranos, ocuparan de forma sincronizada varias sucursales de Bankia en cinco ciudades distintas.

Desde Democracia Real Ya han calificado de "más que vergonzoso y lamentable" lo ocurrido con Bankia y "la impunidad" de sus gestores. "Lo primero, porque se le dan a una entidad más de 23.000 millones de euros cuando hay más de un millón de personas desahuciadas y varios millones de españoles pobres", declararon, y además a ello "hay que añadir el actual panorama de recortes, en el que la educación y la sanidad se van a convertir en un negocio privado".

"Se le dan 23.000 millones a Bankia cuando hay más de un millón de personas desahuciadas"

A su juicio, esto solo servirá para "salvar a los grandes accionistas del banco, que dentro de unos años se venderá por cuatro perras al BBVA o al Santander, como ocurrió con Banesto". Por eso, el portavoz de DRY pidió que "en el caso de que no quede más remedio que salvar a Bankia, esta se nacionalice de verdad, tenga una gestión pública y los futuros beneficios reviertan en la socieda".

Además, el hecho de que no se busquen responsabilidades "es otro factor agravante realmente vergonzoso", prosiguió el portavoz, para quien "ni siquiera existe el mínimo esfuerzo para aclarar la posible estafa de las preferentes".

"Bankia presenta similitudes con Forum Filatélico, pero no hay ningún interés por investigar, y si primero fueron 4.500 millones de euros, luego 7.000, luego 15.000 y ahora 19.000 millones, quién sabe lo que la auditoría externa descubrirá", concluyó.