Público
Público

Condenado a 9 años 'Txapote' por tenencia de explosivos

El etarra ordenó al "comando Basurde" trasladar de Francia a Madrid casi 2.000 kilos de explosivos en diciembre de 1999

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Audiencia Nacional ha condenado al ex dirigente etarra Javier García Gaztelu, Txapote, a nueve años de prisión por ordenar al 'comando Basurde' trasladar de Francia a Madrid casi dos mil kilos de explosivos en dos furgonetas en diciembre de 1999.

Así lo ha acordado la sección segunda de la sala de lo penal de este tribunal, que señala al acusado como responsable de un delito de tenencia de explosivos en concepto de autor por su 'participación personal, directa y voluntariamente intencional' en los hechos.

Por ello, asegura que su grado de culpabilidad es 'máximo' al haber entregado los dos vehículos preparados para ser explosionados, razón por la que la pena impuesta a Txapote, entonces jefe del aparato militar de ETA, debe ser superior a los ocho años a los que fueron condenados los miembros del 'comando Basurde' Igor Martínez de Osaba, Alicia Saez de la Cuesta y José María Novoa Arroniz.

El tribunal, compuesto por el presidente, Alfonso Guevara, y los magistrados Ángel Hurtado y Enrique López (ponente), basa su decisión en la negativa del ex dirigente etarra a declarar en el juicio, celebrado el pasado 24 de junio, un silencio que 'puede ser objeto de valoración cuando el cúmulo de pruebas de cargo reclama una explicación por su parte acerca de los hechos'.

También se fundamenta en la 'kantada' que, según los peritos que testificaron en la vista, fue manuscrita por Sáez de la Cuesta, en la que reconoció a Txapote como la persona con la que contactó su comando en el sur de Francia.

Pese a que la terrorista, al igual que sus dos compañeros, alegaron en la vista no recordar nada, el tribunal subraya que tampoco negaron los hechos y que en el juicio en el que resultaron admitidos los reconocieron.

La sala considera probado que en diciembre de 1999 la banda terrorista decidió transportar desde Francia hasta Madrid 'una importante cantidad de explosivo cuyo último destino y uso no ha llegado a determinarse'.