Público
Público

El conseller de Interior cuestiona el informe de la Policía sobre la muerte del empresario del Gayxample

Espadaler defiende la presunción de inocencia de los mossos que redujeron al empresario Juan Andrés Benítez antes de morir y asegura que los vídeos no prueban que le golpearan en la cabeza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El conseller catalán de Interior, Ramon Espadaler, ha salido este jueves en defensa de los mossos d'Esquadra que redujeron en el Raval de Barcelona a Juan Andrés Benítez, que falleció en el hospital tras la intervención policial.

Según el conseller, a día a hoy no se puede concluir, a partir de sus pesquisas internas y de los vídeos que se han difundo, que los agentes golpearan en la cabeza al empresario, como concluye el informe que la Policía Nacional elaboró a instancias de la juez de instrucción, en el que se refiere que le propinaron cinco golpes en la parte izquierda de la cabeza.

Así,  Espadaler ha retado a la Policía Nacional a acreditar que los agentes le golpearon en la cabeza y no en el tronco superior, ya que cree que no queda demostrado.

En rueda de prensa, Espadaler ha defendido la presunción de inocencia de los agentes que intervinieron en la reducción del empresario del Gayxample, aunque ha advertido que si se acaba demostrando que le golpearon en la cabeza o si son imputados, les aplicarán medidas disciplinarias.

Según el conseller, el hecho de que se acredite o no que los mossos golpearon a la cabeza al detenido es 'sustantivo' tanto para la deriva penal como por las consecuencias internas, ya que 'la frontera, la línea roja que no se puede cruzar, es golpear en la cabeza mientras se reduce a una persona'.

Acompañado por el director de la Policía, Manel Prat, y el comisario jefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, Espadaler ha justificado que por ahora no aparten del servicio a los Mossos que actuaron en este caso porque sería una 'evidente arbitrariedad', ya que su obligación es ser 'garantistas, pulcros y rigurosos'.

Espadaler ha señalado que si el informe de la Policía Nacional se basa únicamente en las imágenes de los vídeos domésticos que se han difundido públicamente, sus conclusiones serían 'claramente erróneas', ya que la propia investigación interna de su consellería, en base a las imágenes publicadas, ha determinado que no hubo 'mala praxis' policial y que los golpes fueron en el tronco superior.

Por este motivo, ha reclamado a la Policía Nacional que acredite en base a qué imagen sustentan su conclusión 'clara y rotunda' de que hubo golpes en la cabeza, porque se trata de acusaciones 'trascendentes', y ha advertido de que si no lo demuestran pedirán explicaciones, aunque no ha precisado qué medidas adoptarían.

Por contra, si se acabara demostrando que los agentes sí que golpearon en la cabeza del detenido, Interior actuaría con determinación y les aplicaría las medidas disciplinarias internas previstas, según el conseller.

Espadaler ha asegurado que si la juez cita como imputados a los Mossos -que todavía no han comparecido ni ante la instructora ni ante la División de Asuntos Internos de los Mossos- también acordarían medidas disciplinarias, a diferencia de lo que ha ocurrido con los imputados por las lesiones oculares sufridas por Esther Quintana, que siguen en la unidad antidisturbios.

Por su parte, el comisario jefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, ha señalado que del estudio de las imágenes elaborado por la policía catalana se desprende que los golpes fueron en el tronco superior de la víctima y que no se ve en ningún momento que le golpeara en la cabeza.

Además, Trapero ha indicado que el informe de la Policía Nacional no incluye que, cuando el empresario ya estaba reducido e inmovilizado, éste cogió por la camisa a uno de los agentes de la policía catalana, como se aprecia en las imágenes.

En cualquier caso, Espadaler ha subrayado que no ha trasladado personalmente a ningún responsable de la Policía Nacional su petición para que acrediten sus conclusiones, ya que lo reclamarán a través de la juez de instrucción.

Espadaler ha admitido que las imágenes sobre esta actuación policial son impactantes, aunque ha subrayado que el uso de la fuerza por parte de la policía 'nunca será amable de visualizar'.