Público
Público

Exteriores negocia con Cuba una rápida repatriación de Carromero

Madrid y La Habana barajan varias opciones, que abren la puerta a que el dirigente de Nuevas Generaciones no llegue a ingresar en prisión.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ministerio de Asuntos Exteriores está en contacto con las autoridades cubanas para que el vicesecretario de Nuevas Generaciones del PP de Madrid, Ángel Carromero, pueda regresar a España lo antes posible tras ser condenado a cuatro años de prisión en la isla. Fuentes del departamento que dirige José Manuel García-Margallo han confirmado estos contactos mientras estudian los términos de la sentencia de la Sala Primera de lo Penal del Tribunal Provincial de Granma (en la localidad cubana de Bayamo), que ha condenado al español por un delito de homicidio en el accidente de tráfico en el que murieron los opositores Oswaldo Payá y Harold Cepero.

Con la condena se abre un nuevo escenario y se están evaluando todas las opciones con las autoridades cubanas, añaden las fuentes. Según explicó en su día el jefe de la diplomacia española, José Manuel García-Margallo, la peor opción es que Carromero tenga que permanecer en prisión en Cuba y la más beneficiosa, al margen del indulto, sería que fuera expulsado del país sin tener que pasar por la cárcel en España.

Según fuentes diplomáticas y penitenciarias que cita Europa Press, la entrega a España de Carromero abre la puerta a que no tenga que ingresar en prisión. Si el Gobierno cubano decidiera expulsarle de la isla,  su condena quedaría extinguida, es decir, que quedaría libre. Otra opción es que Madrid y La Habana decidan aplicar el convenio bilateral de 1998 que permite el traslado de personas condenadas, de manera que Carromero regresara a nuestro país para cumplir aquí su condena. Pero como la pena impuesta es menor a cinco años, la Dirección General de Instituciones Penitenciarias podría conceder directamente a Carromero el tercer grado sin necesidad de que tuviera que cumplir antes una parte de su condena en prisión, en virtud de la Reforma del Código Penal de 2003. Con el tercer grado, un preso sólo tiene que pernoctar en prisión, aunque hay una modalidad de tercer grado por la que el recluso es vigilado mediante control telemático y ni siquiera tiene que dormir en la cárcel, según prevé el reglamento penitenciario. A la hora de conceder un tercer grado, se tiene en cuenta aspectos como el arraigo o el hecho de tener un trabajo, elementos que son de aplicación en el caso de Carromero.

Antes de celebrarse el juicio, el titular de Exteriores se reunió en Nueva York con su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, y ambos analizaron el caso. El Ministerio tiene esperanzas en que Carromero regrese libre a Madrid siguiendo el ejemplo del empresario y periodista español Sebastián Martínez Ferraté, excarcelado el pasado mes de enero tras 17 meses de arresto.

Martínez Ferraté fue detenido en julio de 2010 a su llegada a La Habana en un viaje de negocios, como director general de una cadena mallorquina de hoteles, después de que en 2008 realizara en la isla un reportaje con cámara oculta sobre prostitución infantil. En agosto de 2011 fue juzgado y condenado a siete años de prisión por corrupción de menores y proxenetismo, después de que la Fiscalía cubana solicitara en un principio quince años, aunque él siempre mantuvo que era inocente.

El juicio a Carromero, para el que la fiscalía cubana pidió siete años de prisión, tuvo lugar el pasado 5 de octubre en la localidad de Bayamo y fue calificado de 'correcto', 'limpio' y 'procesalmente impecable' por el cónsul general de España en la isla, Tomás Rodríguez Pantoja.

En un momento de la vista, la abogada defensora informó de una notificación de la Embajada de España en Cuba que proponía que Carromero, si era condenado a prisión domiciliaria o a una condena menor a la pedida por la fiscalía, cumpliera la pena en instalaciones consulares.

Tras conocer la sentencia, Ofelia Acevedo, la viuda de Oswaldo Payá, ha señalado en La Habana que espera que Carromero no deba cumplir en Cuba la pena. 'Para mí Ángel (Carromero) hace mucho tiempo que tenía que estar en su casa. Quizá no tenga que cumplir la condena en Cuba y sea expulsado del país', ha apuntado.

La familia de Payá no presentó cargos contra el español porque le considera inocente, ha cuestionado el proceso seguido sobre el caso así como la versión oficial del accidente de tráfico y reclama una investigación independiente.

 



   En caso de que el dirigente de NNGG solicite formalmente su traslado a España --una vez haya sentencia firme-- España tendría que ofrecer a Cuba una 'indicación aproximada de cómo se cumplirá la condena en el Estado de cumplimiento y la fecha de extinción de la pena o medida', según establece  el convenio bilateral de traslado de condenados.

   El acuerdo permitiría deducir 'íntegramente' a la condena el tiempo que Carromero ha pasado en prisión provisional en la isla, según estipula el artículo 12 del convenio bilateral.