Público
Público

Gallardón liga su futuro político al de Rajoy

El alcalde de Madrid anuncia que no repetirá como candidato al Ayuntamiento en 2015

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Cuando Mariano Rajoy deje la presidencia del Gobierno, con él nos iremos de la primera línea de responsabilidad política un número muy importante de compañeros del partido', aseguró ayer el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, en el Foro ABC.

El regidor se autodescartó como relevo del líder del PP ligando su futuro político al suyo, tal y como hizo en su día Francisco Álvarez-Cascos con José María Aznar.

Gallardón rechazó un 'relevo contrageneracional', como el del PSOE por ser 'algo extraño'. Y animó a la gente a 'no buscar' el sucesor de Rajoy en los que han cumplido los 50 años, sino en las personas del PP que se encuentran 'en la década de los 30 y los 40', como, por ejemplo, algunos quelograron gobiernos el 22-M.

El que fuera en su día secretario general de Alianza Popular en 1986 en sustitución de Jorge Verstrynge dio por hecho además que no volverá a repetir como candidato por el consistorio. 'Tres legislaturas, yo creo que ya tiene un cierto carácter excepcional. Cuatro mandatos me parece altísimamente improbable, por no decir imposible', reconoció.

Gallardón trataba de despejar así su futuro cuando le preguntaron si terminaría yéndose con Rajoy en caso de que este llegue a la Moncloa. En el PP son muchos los que están convencidos de que esta vez si irá en las listas para las generales y que compaginará su cargo con un escaño en el Congreso. Lo que es perfectamente compatible. Algunos temen que se repita la situación de hace unos años cuando Esperanza Aguirre lanzó un órdago y dijo que si él se convertía en diputado ella estaba dispuesta a renunciar a la presidencia de la Comunidad para serlo también. El jefe de la oposición lo desestimó. Si perdía las elecciones, como ocurrió, tenía a sus dos rivales situados para dar el salto y descabalgarle de la presidencia. Ahora a Rajoy le da igual porque se siente seguro de su victoria.

Pero ayer todo el mundo quería ir más allá. Saber si Gallardón puede formar parte de un futuro Consejo de Ministros y si dejaría entonces el puesto a Ana Botella. Él escabulló la cuestión elogiando la 'más que acreditada capacidad de gestión' de la mujer de José María Aznar.

No fue de lo único que se habló. Se trataron muchos asuntos. 'Quiero un Gobierno que se preocupe más de los vivos y que deje en paz a los muertos', respondió respecto a la polémica desatada por el traslado de los huesos del dictador Francisco Franco. Y se confesó un 'privilegiado' por no vivir en una ciudad dirigida por Bildu. Lamentó que la coalición abertzale 'tenga acceso a fuentes de financiación y de información y esté al mando de un cuerpo de seguridad armado'. De la deuda del Ayuntamiento, 6.453 euros, ni una palabra.