Público
Público

Los indignados se rebelan por el 'billetazo' de Aguirre en el Metro

Convocan una concentración frente al Consorcio de Transportes para el próximo martes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Movimiento 15-M continúa concretando sus reivindicaciones. La última no tiene que ver con la especulación financiera o el sistema electoral sino que desciende al día a día de los más desfavorecidos: la subida del 50 por ciento en el billete de metro, aprobada recientemente por el Gobierno de Esperanza Aguirre. Por este motivo, los indignados se manifestarán el próximo martes ante el Consorcio Regional de Transportes de Madrid, a las 12 horas.

La convocotaria procede del grupo de trabajo de Acción de la Asamblea de Desempleados y Desempleadas de Acampada Sol. En un comunicado, el grupo exige que el transporte sea gratuito para los trabajadores 'desempleados y precarios'. 'A la ya de por sí difícil situación económica que sufren, ven cómo se reducen sus posibilidades al carecer de recursos suficientes para pagar un transporte público que les permita desplazarse hasta los centros de trabajo, a depositar su currículum vitae o a hacer una entrevista', dice la nota.

La propuesta de los indignados llega en plena polémica por los descuentos del 80 por ciento en los transportes públicos que el Gobierno de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital han aplicado a los asistentes a las Jornadas Mundiales de la Juventud que la próxima semana se celebrarán en Madrid, con motivo de la visita del Papa. Para el resto de los ciudadanos, el billete sencillo de Metro y autobús en Madrid cuesta desde el 8 de agosto 1,50 euros.

Esto supone un incremento en el precio del 50% y sitúa al transporte público de la capital como 'el más caro de toda España', según denuncian las asociaciones de consumidores. Los billetes de algunos de los autobuses interurbanos también se incrementarán en 10 céntimos.

La Consejería de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid explicó que la medida afectará 'sólo' a los viajeros esporádicos, que representan a un 8% del total de usuarios de transporte público, 'beneficiando al comprador habitual, ya que los precios del billete de diez viajes y de los abonos mensuales no varían'.

De la misma forma, justificó la revisión de tarifas por el incremento acumulado del precio del gasóleo en los últimos 12 meses (cifrado en un 17%). Sin embargo, disculpa las rebajas a los peregrinos como una práctica ya hecha en el pasado, por ejemplo, con motivo de la final de la Champions League en 2010.

Por otra parte, varias personas pertenecientes al movimiento de protesta del 15-M han informado de que, tras haber sido identificados por agentes de la Policía, están recibiendo multas por un valor de 90 euros, según se señala desde las redes sociales de Acampada Sol. Las identificaciones tuvieron lugar la semana pasada, durante las jornadas de protesta por el desalojo de la Puerta del Sol del punto de información del movimiento, y que desencadenaron el bloqueo de la plaza por parte de la Policía, informa Europa Press.

Durante varios días, un fuerte dispositivo policial controló los accesos a la plaza, llegando a impedir por momentos la entrada a la misma a cualquier persona, con los servicios de Metro y Cercanías suspendidos en la estación de Sol. Según han señalado en las redes sociales, durante la semana pasada 'centenares' de personas fueron identificadas por la Policía en los alrededores de la plaza. Además, añaden que la comisión de Legal de este colectivo proporcionará a partir de mañana información sobre qué hacer.

De hecho, en el acta de la asamblea de Legal de Acampada Sol del pasado lunes ya se notificó la existencia de estas multas. También anunciaba que pondrían a disposición un formulario para que las personas que hubieran recibido estas misivas pudieran recurrir. La Delegación del Gobierno de Madrid es el ente encargado de sancionar a propuesta de la Policía. En este caso, esta propuesta para sanción se efectúa de acuerdo con la Ley 1/92 de Seguridad Ciudadana.

El 4 de agosto se produjo la primera carga policial, frente al Ministerio del Interior, con cuatro detenidos y una veintena de manifestantes heridos.