Público
Público

IU se moviliza contra la "mala inocentada" de las pensiones

Cayo Lara culpa a Zapatero de haberse "convertido en un problema para España"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los motores de la movilización siguen en marcha para Izquierda Unida. Ayer, Día de los Santos Inocentes, a un mes vista de que el Gobierno apruebe su proyecto de ley de reforma de las pensiones, la federación lanzó una campaña contra la 'mala inocentada de fin de año' del Ejecutivo. IU la vertebra en cinco ejes, las cinco 'mentiras' de José Luis Rodríguez Zapatero: no es 'inevitable' alargar hasta los 67 años la vida laboral porque la edad real de retiro es una de las más altas de la UE; habrá más jubilados en el futuro, pero también 'más cotizantes y con cotizaciones más altas'; el gasto en pensiones contributivas es sólo del 10%, y no se reforma el sistema para consolidarlo, sino para adelgazarlo. El Gobierno, concluye IU en su campaña ¡No seas inocente!, no quiere defender las pensiones públicas: quiere 'entregarlas a los mercados'.

'Hay que movilizar a los ciudadanos frente al pensamiento único y la resignación de que no más salida a la crisis', apuntó Cayo Lara. El líder federal hizo un resumen amargo de 2010, que acaba para 'mucha gente mucho peor' de como comenzó. 'Hay más pobres, más ricos, más inseguridad en el trabajo' y sin apenas 'esperanza'. Hay más gente en el abismo', sancionó.

La culpa, dijo, es de Gobierno y de un Zapatero que 'se ha convertido en un problema para España'. Le afeó que haya cambiado la geometría variable por el 'triángulo invariable' que PSOE y PP sostienen con CiU y PNV.

Por ello, la 'lucha por el empleo y contra la marginación' será una de las prioridades de IU para 2011. Pero también las elecciones municipales y autonómicas, en las que la federación pedirá ganar 'más peso' para frenar 'la ola de neoliberalismo' de PSOE y PP. Lara subrayó que IU parte con el 'doble de intención de voto', en torno a un 7,5%. Espera volver a los parlamentos de Castilla y León y Extremadura, obtener un 'buen resultado' en Asturias y Aragón y mantener el 'emblema' de Córdoba, su única capital de provincia.

El líder destacó que, si el PSOE 'continúa con su política', 'pondrá más difíciles los acuerdos' poselectorales con IU, que en todo caso estarán sujetos al programa.