Público
Público

"¡Justa, no estás sola!"

El 15-M para en Madrid el desahucio de una mujer que ejerció de avalista de su yerno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La del martes habría sido la última noche de Justa Rodríguez en su casa de toda la vida, en el barrio madrileño de Aluche, de no ser por el empeño de alrededor de un centenar de voluntarios del 15-M y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). Desde las ocho de la mañana, los indignados se atrincheraron a las puertas del edificio de esta mujer de 84 años para evitar el desahucio por la imposibilidad de que su yerno, Alberto, pudiera hacer frente a un préstamo de 65.000 euros que pidió en 2007 tras ver un anuncio que ofrecía 'dinero urgente' en un periódico y para el que Justa puso su piso de aval.

En aquel momento no pudo imaginar que esa cantidad de dinero, que utilizó para liquidar deudas y cerrar una pequeña inmobiliaria que estaba en números rojos, le iba a dar hoy tantos quebraderos de cabeza. En ese año, las condiciones del crédito cambiaron y Alberto llegó a demandar a la prestamista, Financiera Carrión. Al no poder hacer frente a una deuda que ya supera los 130.000 euros comenzó el proceso de ejecución hipotecaria.

Los dos secretarios judiciales encargados de ejecutar el desahucio no tuvieron más remedio que darse media vuelta cuando se toparon con los gritos de '¡Vergüenza!' o '¡Justa, no estás sola!' de los indignados.