Público
Público

Un líder convencido de alcanzar la paz

"Que nadie abandone este camino porque vamos a ganar", dice en su Twitter

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de uno se aventuró demasiado cuando en 2008 apuntó que Arnaldo Otegi, encarcelado entonces en la prisión de Martutene por haber participado en un homenaje a José Miguel Beñarán, Argala, era ya un cadáver político condenado a la retirada. Cierto es que no pasaba por sus mejores momentos después del proceso de paz frustrado por ETA con su bomba en la T-4, pero a los pocos días de salir de prisión en agosto de 2008 asumió un claro compromiso en su localidad natal, Elgoibar (Gipuzkoa), ante cientos de militantes: seguir al frente hasta lograr un proceso de paz. 'Tenemos un gran pueblo, y merece la paz y la libertad', proclamó.

Desde entonces, Otegi trabajó junto a otros miembros de su confianza en la búsqueda de una salida y una solución estratégica para romper el bloqueo político que sufría la izquierda abertzale debido a la Ley de Partidos. Trabajó con el convencimiento de que el futuro político de la izquierda abertzale debía transitar por vías exclusivamente políticas. Y por ese convencimiento, tomó la arriesgada decisión, junto a Rafa Díez Usabiaga, de pedir el voto a favor de Iniciativa Internacionalista en las elecciones europeas de 2009, en contra de la postura de ETA.

Ambos trataron así de marcar un punto de inflexión para avanzar en la definición de una estrategia en la izquierda abertzale basada en el uso de las vías políticas. Su apuesta electoral resultó un éxito, y Otegi ganó fuerza, tanta como para abrir la puerta en la izquierda abertzale, por primera vez en 30 años, a un debate de fondo sobre el uso de la violencia.

Su encarcelamiento en octubre de 2009, lejos de arruinar el debate interno y dejarle en la sombra, ha contribuido a engrandecer su carisma entre las bases. Nunca se ha oído una voz crítica, ni cuando Otegi ha sido el más claro al defender en el juicio que la violencia de ETA es el pasado. 'Que nadie abandone este camino porque vamos a ganar', dejó escrito ayer en su Twitter.