Público
Público

Más de 225.000 descendientes de exiliados han pedido la nacionalidad

El Gobierno revela, a instancia de IU, los datos de hijos o nietos de exiliados por la Guerra Civil o dictadura que han adquirido la nacionalidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un total de 225.349 hijos o nietos de españoles exiliados por la Guerra Civil y el franquismo habían solicitado la nacionalidad española en mayo de 2009, según ha informado el Gobierno al portavoz de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, en respuesta a una pregunta de este diputado.

La cifra dada a conocer por el Gobierno recoge las solicitudes que se habían planteado desde finales de diciembre de 2008 hasta el 7 de mayo de 2009, fecha en la que Llamazares planteó la pregunta.

117.242 solicitudes de nacionalidad ya han sido tramitadas

La Ley de Memoria Histórica posibilita que alrededor de medio millón de descendientes del exilio tengan derecho a solicitar la nacionalidad española en reconocimiento a los familiares de quienes tuvieron que huir entre el 18 de julio de 1936 y el 31 de diciembre de 1955.

Así, hasta mayo del año pasado habían sido 225.349 las solicitudes de nacionalidad registradas, de las cuales se han aprobado 117.242, y 112.286 se han inscrito como nuevos ciudadanos españoles.

En su iniciativa, Llamazares solicitaba también información al Ejecutivo sobre las medidas que se iban a adoptar para acelerar los trámites y expedientes.

Respecto a esta consulta, según el Gobierno, el Ministerio de Justicia elaboró un plan para reducir los tiempos de espera en el Registro Civil Central con varias medidas destinadas a agilizar la obtención de certificados, inscripciones y otras solicitudes cuya demora 'afecta a los derechos de los ciudadanos', ha indicado el Gobierno. 

Entre estas medidas destaca el refuerzo de plantillas, la ampliación de la jornada de trabajo de los funcionarios o la habilitación de un correo electrónico específico para solicitar y expedir certificaciones. Asimismo el Ejecutivo señala la impartición de cursos de formación para favorecer 'la especialización y el rendimiento del personal' y que serán realizados  por medio de un sistema de tutorías impartidas por funcionarios con experiencia, a los funcionarios de nuevo ingreso.