Público
Público

Los obispos dicen ahora que no darán instrucciones al PP

  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Llevan ocho años funcionando como partido de la oposición, llamando a los fieles a manifestarse en las calles, incitando a la desobediencia civil ante las 'leyes injustas', clamando contra las reformas en materia de educación, libertades públicas e igualdad. Pero ahora, cuando el resultado electoral del 20 de noviembre ha llevado al poder al Partido Popular, los obispos evitan cualquier tipo de confrontación, hasta llegar a asegurar que 'no se va a dar ninguna directiva al Gobierno, porque no se le ha dado nunca'.

Así se expresó ayer el portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, al ser preguntado sobre si el Episcopado reclamará al futuro presidente, Mariano Rajoy, la derogación de leyes implantadas por el Gobierno Zapatero como las del aborto o el matrimonio homosexual. Camino negó la mayor, pese a que hace un año, cuando el Ejecutivo socialista aprobó la ampliación de la Ley del Aborto, el prelado, en esa misma sala, reclamaba empezar a trabajar, desde ese mismo instante, para derogar la norma. Ayer, en cambio, la tesis era bien distinta. 'La Conferencia Episcopal nunca le dice a ningún gobernante qué es lo que tiene que hacer. No lo ha dicho a gobiernos anteriores y tampoco se lo dirá a este. Sería la primera vez'.

Camino: 'La CEE nunca le dice a un gobernante qué debe hacer'

No obstante, ante la insistencia de algunos periodistas, el portavoz episcopal tuvo que reconocer que la Iglesia católica española 'sí dice cuál es la postura de la Iglesia, y se dice que hay leyes en España que son gravemente injustas'. 'Los gobernantes sabrán qué tienen que hacer si quieren leyes justas, si quieren que la crisis económica, social y moral tenga una salida duradera', señaló, 'pero dar recetas o decir lo que hay que hacer en cada momento...'. De eso, nada. Al menos ahora.

'Somos muy respetuosos con todos los gobernantes', proclamó Martínez Camino, quien negó una y otra vez durante la rueda de prensa que la Conferencia Episcopal hubiera 'animado a ir a una manifestación, ni convocado alguna, ni dicho a nadie si tiene o no que ir'.

En 2005, sin embargo, una veintena de obispos participaron en la marcha contra el matrimonio homosexual, y semanas después media docena de ellos hicieron lo propio en una concentración contra la Ley Orgánica de Educación. Días después, sólo uno de ellos, y a título personal Juan José Omella acudía a las manifestaciones contra la pobreza. Distintas varas de medir pero, según Martínez Camino, ninguna que pretendiera 'presionar' al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

Varios prelados se han manifestado en contra de las bodas gays

Pese a evitar, hasta en cuatro ocasiones, definir si van a pedir o no a Mariano Rajoy que derogue estas normas sociales, Martínez Camino tuvo que admitir que 'es pública y notoria la opinión de la Iglesia en esas materias'. 'No hace falta decírselo a nadie', añadió.

Respecto a un posible encuentro con el futuro equipo de Gobierno, el portavoz episcopal zanjó la cuestión, recalcando que 'encuentros los ha habido con todos los gobiernos, porque hay asuntos de interés común en los que Estado e Iglesia, con su competencia específica, quieren servir armónicamente a los ciudadanos y a los fieles'.