Público
Público

Los piratas roban parte de la carga y liberan el ‘Mattheos I’

El barco, con cinco españoles a bordo, navega hacia un puerto seguro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras 11 días de incertidumbre en alta mar, ayer, los piratas se marcharon del Mattheos I, el buque que habían secuestrado el pasado día 14 frente a las costas de Togo y en el que viajan 23 tripulantes, cinco de ellos españoles.

Sheena Campbell, portavoz de la empresa española Consultores de Navegación, dueña del quimiquero, explicó a este diario que, sobre las diez de la mañana, los 11 piratas que mantenían el control del buque abandonaron el barco. El capitán del Mattheos I recuperó entonces el mando. En ese momento, la embarcación, que está operada por la empresa española, pero que tiene bandera chipriota, se encontraba a unas 200 millas náuticas al sureste de Lomé, capital de Togo, frente a las costas nigerianas.

El barco está en estos momentos 'dirigiéndose a un puerto seguro'

Inmediatamente, agregó la portavoz de la armadora, el capitán telefoneó a la empresa para informar de la liberación. La naviera, por su parte, se encargó de llamar a cada una de las familias, si bien pidió a los tripulantes que también se pusieran en contacto con sus allegados, que llevan 11 días esperando sus noticias. Campbell aseguró que todos ellos 'lo han pasado bastante mal' y que ayer estaban 'felices de terminar con todo esto'.

El barco, apuntó la portavoz de la armadora, está en estos momentos 'dirigiéndose a un puerto seguro'. No especificó cuál es ese lugar al que previsiblemente llegará el barco 'por precaución', aunque sí indicó que está previsto que tarde dos días hasta alcanzar la costa. Los 23 tripulantes, entre los que hay filipinos, ucranianos y peruanos, serán sometidos a un reconocimiento médico y, 24 horas después, los cinco españoles pondrán rumbo a Madrid, donde se reunirán con sus familiares.

Tal y como esperaba Consultores de Navegación, no ha sido un secuestro al uso. No ha sido como los que perpetran en el Océano Índico piratas somalíes. Los atacantes no buscaban en este caso el cobro de un rescate. El rapto tenía como único objetivo el robo de la mercancía. Campbell explicó que los piratas se apropiaron de más de 7.500 toneladas de gasoil de las 46.000 que transportaba desde Rotterdam (Países Bajos) a Lomé el Mattheos I.

El rapto tenía como único objetivo el robo de la mercancía

A pesar de todo, la representante de le empresa armadora reconoció que todos se encuentran 'bien' de salud, excepto uno de ellos que sufre dolores de cabeza. Por el momento, no se espera ninguna comparecencia pública de los cinco españoles cuando lleguen a Madrid. 'Nos gustaría dejarles tranquilos', confesó la portavoz de la armadora.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha seguido de cerca el transcurso del secuestro desde las embajadas españolas de Accra (Ghana) y de otros países de la zona. También han estado tras el rastro del buque las armadas española y nigeriana.

La ministra de Exteriores española, Trinidad Jiménez, expresó ayer su 'satisfacción' porque el secuestro se haya resuelto. 'Recibo con alegría la noticia de que los marineros se encuentran sanos y salvos', dijo la ministra española, que también indicó que espera que 'pronto puedan volver a sus hogares', informa Efe.

Manuel Bilbao, uno de los tripulantes del petrolero liberado ayer, explicó a su madre que durante estos días los rehenes sí 'han temido por sus vidas', ya que tenían a los terroristas 'apuntándoles con metralletas'. Tras haber hablado con su hijo, Carmen Baudot aseguró que le encontró 'contento, pero agotado'. Saturnino Galán, hijo del oficial del barco aseguró en esta misma línea que su padre estaba bien, pero que, en conversación telefónica, este le confesó que 'lo ha pasado mal'.