Público
Público

El PNV restablece su relación con el Gobierno tras la sentencia de Bildu

Erkoreka no anticipa su postura ante los Presupuestos de 2012

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal Constitucional (TC) ha reconciliado al PNV con el Gobierno. Su decisión de permitir a Bildu concurrir a las próximas elecciones del día 22 ha permitido que los nacionalistas vascos restablezcan sus relaciones con el Ejecutivo, ocho días después de que rompieran su colaboración por el veto del Tribunal Supremo a todas las listas de la coalición de Eusko Alkartasuna, Alternatiba e independientes.

Tras conocer la sentencia del TC, aseguró el portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, 'queda en suspenso la suspensión de colaboración y apoyo' anunciada por el presidente de su partido, Iñigo Urkullu. 'La sentencia es favorable a nuestras posiciones y volvemos a la situación anterior', reconoció el representante vasco, que especificó que, a partir de ahora, su grupo retomará las negociaciones parlamentarias con el Gobierno y con el Grupo Socialista. Su objetivo será ayudar al Ejecutivo 'para garantizar la estabilidad económica y la estabilidad política del país', y en especial, la de Euskadi.

El acercamiento entre los nacionalistas vascos y el Gobierno socialista se materializó a finales de año. El PNV permitió con su voto que José Luis Rodríguez Zapatero aprobara los Presupuestos Generales de 2011. A cambio, los socialistas se comprometieron a facilitar el traspaso de las competencias que reconoce para el País Vasco el Estatuto de Gernika y que todavía no habían sido transferidas por el Estado.

Erkoreka no detalló ayer si el restablecimiento de las relaciones entre ambas partes significa que su partido respaldará una vez más al Gobierno en la aprobación de las cuentas de 2012. 'No voy a anticipar nuestra posición sobre los Presupuestos, eso sería arriesgado y peligroso', alegó en respuesta a las preguntas de los periodistas.

José Antonio Alonso, portavoz del Grupo Socialista, negó que el anuncio del PNV de normalizar la colaboración con su partido sea decisivo para la estabilidad parlamentaria. 'No nos sentimos ni más tranquilos ni más intranquilos que antes', recalcó.

Urkullu justificó la ruptura el pasado día 2, nada más conocer la decisión del Supremo. Aseguró, entonces, que el PNV consideraba de 'extrema gravedad' la anulación de las listas de Bildu y responsabilizaba al Gobierno de 'promover las tesis' en las que se había fundamentado la resolución del Alto Tribunal.

Los nacionalistas vascos desconocen si la presión que su postura haya podido ejercer sobre el Gobierno se ha visto reflejada en la decisión del Constitucional. 'Nuestro grupo está muy lejos de los ámbitos de influencia en que se podría hacer efectiva esa presión al TC para que se pronunciase en un sentido o en otro', reconoció.

También aseguró desconocer si el Gobierno tiene capacidad para influir en el máximo intérprete de la Constitución. 'No sabemos si el Gobierno acostumbra a ejercer influencia sobre los tribunales', ha dicho.

Lo que tiene claro el PNV es que la sentencia final es satisfactoria para Euskadi. Erkoreka se felicitó de que las elecciones del próximo día 22 vayan a celebrarse 'también en Euskadi' con el 'respeto al derecho de la participación política'.