Público
Público

El PP cree que por 12.000 euros no se debe "empapelar" a Camps

El partido no desautoriza las declaraciones del president cuando aseguró que la actuación del Supremo en el caso de los trajes es "de risa"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder del PP, Mariano Rajoy, evitó el miércoles hacer declaraciones sobre la reapertura del caso de los trajes de Francisco Camps. Ayer, tampoco apareció en público. Tras el varapalo del Tribunal Supremo, prefirió dejar el trabajo de defender al presidente de la Generalitat Valenciana a otros cargos de la formación, como Esteban González Pons. El vicesecretario de Comunicación del PP insistió en que el president cuenta con el 'respaldo' de la dirección nacional del partido y restó importancia al hecho de que pudiera haber recibido prendas de vestir como regalo de la trama Gürtel.

'Da la sensación de que le regalen a un presidente autonómico, que no le han regalado, tres trajes de Milano, que es una tienda normalita tirando a baja, no es causa suficiente para empapelarlo', señaló en declaraciones a la emisora Punto Radio.

Con sus manifestaciones, el dirigente conservador intentaba vestir de normalidad el gesto de que un cargo político acepte obsequios por valor de 12.783 euros, precio estimado de los trajes. Y además, ponía de manifiesto el discurso poco uniforme del PP a la hora de manejar la implicación de Camps en este caso. Y es que los conservadores han pasado de negar tajantemente la posibilidad de que el líder valenciano hubiese recibido ropa gratis a restar valor a la posibilidad de que los hubiese aceptado.

De hecho, ahora el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) tendrá que iniciar los trámites para que un jurado determine si el president cometió un delito de cohecho impropio, tipificado en el artículo 426 del Código Penal y castigado con multa. Se trata, además, de una práctica que el PP puso en el punto de mira en su código ético aprobado el 21 de diciembre de 2009. El citado documento establece que los cargos del partido tienen la 'prohibición de aceptar cualesquiera regalos, atenciones o liberalidades que no respondan, por su importe o causa, a los usos y costumbres sociales'.

En la misma entrevista, el vicesecretario de Comunicación del PP dejaba claro que el president de la Generalitat será el candidato para las próximas autonómicas. Este es el único plan que tiene el partido, el 'plan A'. 'Si hubiese habido 'plan B' [sustituir a Camps] se hubiese visto ayer', insistió Pons.

¿A qué se debe este respaldo? El dirigente conservador mostró su 'esperanza' en que el caso quede en nada. De hecho, mantuvo que se 'archivará antes de que se le impute'. El PP sigue empeñado en defender que al no haber 'auto previo de imputación', Camps no ostenta esta condición. De hecho, este era el contenido del SMS que la dirección nacional del partido remitió el miércoles a sus dirigentes justo cuando el Supremo ordenaba la reapertura del caso.

En este contexto, cada vez son más los dirigentes del PP que muestran su malestar por la situación de Camps y que creen que a su carrera política no le queda mucho recorrido. 'Si el TSJCV no lo archiva, no le va a quedar otra que dimitir', coincidían ayer varios diputados conservadores. Máxime, cuando Camps se ha aferra-do al cargo desde el primer momento negando cualquier conducta irregular y apuntando contra los tribunales, como cuando el miércoles dijo que el proceso judicial era 'de risa'. Unas palabras que la dirección nacional del partido no ha desautorizado.

De hecho, pese a la preocupación que supone en privado la situación judicial de Camps, en público destacados dirigentes intentaron trasladar la idea de que la decisión del Supremo no altera el panorama previo. 'La situación no ha cambiado en nada', sentenció la número dos del partido, María Dolores de Cospedal. 'Es un hombre que no se ha enriquecido de ninguna de las maneras', añadía Jaime Mayor Oreja, portavoz en el Parlamento Europeo.

En una línea similar, y, en privado, otros cargos de la formación coincidían en señalar que la situación en la que se encuentra Camps no es novedosa para el partido. Y que pese a la gravedad de los hechos que se investigan, estos 'no son nada' en comparación con los informes sobre la presunta financiación ilegal del PP de la Comunitat Valenciana.

Por su parte, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, fue más allá al asegurar que su compañero de partido es 'absolutamente inocente'. Pero no descartó que Camps hubiera podido recibir trajes de los cabecillas de la trama. Lo hizo cuando se preguntó si hay 'algún político socialista que no haya recibido un regalo, suponiendo el caso de que [Camps] haya recibido los trajes'. Una vez más, intentó despejar los rumores sobre la posibilidad de que suceda al president asegurando que ella quiere seguir al frente del ayuntamiento.

Mientras, el líder del PP guarda silencio. Sus fieles aseguran que es su forma de 'medir los tiempos'; los más críticos apuestan porque 'no hará nada', sino que llegado el momento, como ocurrió con Luis Bárcenas, serán otros cargos del partido los que presionen a Camps para que se quite de en medio si es necesario. De momento, el sábado ha convocado a todos sus presidentes regionales en Génova para marcar la estrategia de partido tras las nuevas medidas del Gobierno. Camps, como barón regional, ha sido convocado. Pero nadie de su equipo pudo confirmar ayer si volverá a plantar a Rajoy.

Reunión secreta

La Comisión del Estatuto de Autonomía, Reglamento y Estatuto del Diputado de la Asamblea de Madrid celebró ayer una reunión con 'carácter' secreto en la que el Grupo Parlamentario Popular rechazó la petición de PSOE e IU de acceder a la declaración de bienes de Alberto López Viejo en 2007. El ex consejero de Deportes de la Comunidad de Madrid e imputado en el ‘caso Gürtel', López Viejo, es uno de los tres ex diputados del PP madrileño que se dieron de baja del grupo parlamentario tras el estallido del escándalo.

Registro de la Cámara

Ya por la tarde, por sorpresa, el parlamentario acudía al registro de la Cámara regional para aportar un escrito en el que se incluía la declaración de bienes que realizó en 2007, al inicio de la presente legislatura. El ex alto cargo de Aguirre ya había entregado el pasado martes el registro de sus bienes de los años 2004 y 2009, informa Efe.

'No sirve de nada'

Mientras, la portavoz del PSOE, Maru Menéndez, afirmó que la declaración notarial de bienes registrada el martes 'no sirve para nada' e insistió en reclamar la que pidió su grupo hace casi un mes. 'Es una declaración hecha con posterioridad a la fecha en la que realizamos nuestra petición', señaló, tras acusar a la presidenta de la Cámara, Elvira Rodríguez, de proteger a los imputados.