Público
Público

El PP reduce a "indicios" las "pruebas" de espionaje

La investigación a la alcaldesa de Ciudad Real denunciada por Cospedal la pidió un arquitecto municipal ajeno al PSOE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El supuesto caso de espionaje al PP denunciado por la secretaria general de los conservadores, María Dolores de Cospedal, se va desinflando cada día que pasa. Hasta el domingo, la número dos del PP sostenía que existían 'pruebas' que fundamentaban su acusación de que el PSOE de Castilla-LaMancha organizó tareas de espionaje a miembros de su partido a través de la agencia de detectives Almirante . Ayer, fuentes conservadoras redujeron esas 'pruebas' a meros 'indicios'.

La citada agencia ha explicado que, en uno de sus trabajos, solicitó una nota simple en el registro de la propiedad sobre un inmueble perteneciente a la alcaldesa del PP de Ciudad Real, Rosa Romero, pero negó 'rotundamente' la versión de Cospedal respecto a que el PSOE fuera su cliente.

Siguiendo con las tesis de la número dos de su partido, el portavoz del consistorio, el conservador Francisco Cañizares, añadió ayer más leña al fuego y aseguró que los detectives han espiado a diez personas en total entre concejales del PP ciudadrealeño y sus familiares, y que quien está detrás es 'una persona íntimamente relacionada con el PSOE'.

Pero según indicaron a este diario fuentes conocedoras de la investigación, quien contrató a la agencia de detectives es un arquitecto, alto funcionario del consistorio, que tiene 'problemas laborales serios' con el equipo de Gobierno de la ciudad, pero del que se desconoce cualquier vínculo político o familiar con el PSOE.

Se da la circunstancia, además, de que el pasado mes de noviembre un empresario de la provincia denunció a varios miembros del equipo de Gobierno por el supuesto cobro de cohechos, amaño de contratos y emisión de facturas falsas, entre otros delitos.

Por todo ello, la portavoz socialista en el Ayuntamiento, Pilar Zamora, destacó que 'es una pena que Ciudad Real se esté dando a conocer por asuntos como el del espionaje, las denuncias anteriores por corrupción o por procesos de selección de personal que no estaban del todo en regla'.

'No se puede acusar sin ningún tipo de pruebas, y menos ella'Zamora, en declaraciones a Público, recalcó que 'el PSOE no tiene nada que ver' con la investigación a la que alude el PP para realizar sus acusaciones de espionaje y añadió que espera que las palabras de Cospedal 'no le salgan gratis'. 'No se puede acusar sin ningún tipo de pruebas, y menos ella, que es la número dos del principal partido de la oposición. Tenía que haber medido sus palabras', recalcó.

'Que nos pida perdón a los socialistas y al resto de ciudadanos, a quienes Cospedal ha tratado como tontos', añadió Esther Padilla, secretaria de Comunicación del PSOE de Castilla-La Mancha. En su opinión, la número dos del PP 'se tiene que dar cuenta de que sus palabras tienen consecuencias'. Además, Padilla consideró que si Cospedal 'no aporta pruebas, es porque no las tiene'.