Público
Público

Los profesores se plantan ante Aguirre

Advierten de que el curso no empezará si se mantienen los recortes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El próximo curso no comenzará si la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, mantiene los recortes de personal en la escuela pública. Medio millar de profesores agrupados en la Asamblea por la Escuela Pública acordaron en el auditorio del Instituto de Secundaria San Isidro no ceder ante el recorte, que supondrá una media de 12 profesores menos por centro. En total, los sindicatos calculan que 3.000 profesores interinos dejarán de ser contratados con las nuevas medidas que incluyen la supresión de la clase de Tutoría.

'Las medidas son contra las instrucciones, no contra las familias', resumió la representante de CCOO en la asamblea, Isabel Calvín. La asamblea acordó implicar a las familias en las protestas para que la sociedad tenga claro que se trata de una protesta contra los recortes en el servicio público, no porque se haga trabajar más horas a los docentes. 'Las instrucciones de la Consejería atacan a todos. La huelga [prevista para septiembre] tiene que ser compatible con las familias', dijo el presidente de la Federación de Asociaciones de Padres Giner de los Ríos, José Luis Pazos.

'El año pasado ya hubo 2.500 interinos menos', denuncia UGT

Para los funcionarios e interinos, los recortes llueven sobre mojado. 'El año pasado se contrataron 2.500 interinos menos entre Primaria y Secundaria', resumió el representante de UGT, Juan Martín. 'En la concertada no se va a suprimir la Tutoría', advirtió una de las portavoces, ante el asombro de los asistentes. Los profesores de la pública quieren escapar del boicot al que Aguirre somete a los servicios públicos frente a la promoción del modelo concertado. 'La clave está en la escolarización. Si los alumnos con necesidades estuvieran bien repartidos no habría problema con la promoción de la concertada', argumentó Miguel Ángel, representante de Vallecas.

Por último, varios profesores lamentaron el uso gratuito de los centros para el hospedaje de los fieles católicos en la próxima visita del Papa durante el mes de agosto.