Público
Público

Rajoy admite que hasta 2011 no tendrá candidato en Asturias

Casquistas y oficialistas esperaban una decisión antes de navidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mariano Rajoy parece no tener prisa por poner fin a la novela por entregas en la que se ha convertido el proceso para designar a su candidato para el Principado de Asturias. O eso es, al menos, lo que dio hoy a entender hoy en una conversación informal con periodistas tras los actos oficiales por el aniversario de la Constitución celebrados en el Congreso de los Diputados.

Preguntado sobre la posibilidad de que el conflicto tenga punto y final antes de estas navidades, Mariano Rajoy respondió con un 'no lo creo'. Estas declaraciones suponen un nuevo jarro de agua fría para los dos sectores del PP asturiano enfrentados por lograr ubicar en la cabeza de la lista a su candidato. De un lado, la dirección regional, que apoya a la concejal ovetense Isabel Pérez Espinosa, y de otro, los diez alcaldes y las 27 juntas locales que respaldan la vuelta del ex ministro Francisco Álvarez-Cascos a la primera línea política.

Tanto los detractores del ex hombre fuerte de Aznar como los casquistas confiaban en que Rajoy se marchara de vacaciones en Navidad dando por cerrado este conflicto. Pero, a tenor de sus declaraciones de hoy, no lo considera todavía prioritario. 'Hay tiempo', insisten en el entorno del líder del PP.

Pese a que la dirección nacional ha sido siempre muy insistente en la idea de que la candidatura para el principado se desvelaría 'cuando más convenga a los intereses del partido', en privado varios dirigentes admiten que urge cerrar la crisis porque se ha demostrado que el PP asturiano no acerca posiciones.

Cascos volverá a aparecer en un acto público en Madrid el día 16

El principal argumento que esgrimen a la hora de justificar esta urgencia es el de que los enfrentamientos entre ambos sectores son cada vez más duros y 'el electorado puede llegar a cansarse de este culebrón'. Se trata, además, de una reflexión que comparten tanto quienes defienden a Cascos como los que apoyan a Pérez Espinosa.

No obstante, el sector crítico con el ex ministro de Fomento considera que la 'aparente calma' que exhibe Rajoy les favorece. ¿Por qué? Una de las condiciones de Cascos es la de ser candidato después de haber sido elegido en un congreso extraordinario. Y, con las previsiones del líder de la formación de no resolver el tema antes de navidades, el tiempo para la convocatoria de este cónclave se agota.

A finales de enero el PP celebra una convención en Sevilla. Hay en el partido quien cree que por estas fechas el misterio sobre la candidatura ya estará resuelto. De lo contrario, Rajoy podrá exprimir aún más los plazos hasta febrero. Es entonces cuando la formación convocará en un macroacto a todos sus candidatos a las autonómicas del 22 de mayo.

Mientras Rajoy busca el momento para hacer pública su decisión para Asturias, los actos de apoyo a Cascos han trascendido ya las fronteras de la comunidad autónoma. La semana pasada el distrito de Moratalaz celebró su tradicional cena anual, en la que rindió un homenaje a la trayectoria política del ex secretario general del PP. Y el próximo día 16 el distrito de Salamanca, también en Madrid, celebrará una velada similar. El ex titular de Fomento ya ha anunciado que también acudirá a esta cena, que estará presidida por Íñigo Henríquez de Luna, concejal del distrito de Salamanca.

En público, el líder del PP no ha expresado todavía su preferencia por ninguno de los dos candidatos. Quienes sí han avalado a Cascos son Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid y el ex presidente del Gobierno José María Aznar. Ambos dejaron grabado un mensaje de respaldo a la trayectoria de su ex compañero de partido que fue reproducido en acto de Moratalaz.